Ricasoli admtió falta de recursos en enfermería.

El director del Hospital Interzonal “Abraham Piñeyro”, Claudio Ricasoli, no tuvo reparos en posicionar a esa institución de igual a igual con los centros privados de salud con asiento en esta ciudad, ya sea por la “tecnología de avanzada” como por “la calidad de los recursos humanos” que la integran.
A tono con esas consideraciones, reveló que una encuesta realizada a las personas que asisten al policlínico situado sobre avenida Intendente De la Sota marca que existe un alto conformismo de los pacientes con la calidad de atención, catalogada por los consultados como “muy buena” y “excelente”.

“Por ahí, quienes no vienen a tratarse a este lugar pueden tener una visión distinta, pero es por desconocimiento”, justificó.

Mano a mano con La Verdad, Ricasoli también hizo una defensa del sistema de salud pública al opinar que no se encuentra en crisis sino entapa de fortalecimiento y habló de la falta de enfermeros como causal de desvelo.

“Yo creo que en los últimos años esa percepción de que el sistema de salud se encuentra en crisis se ha ido disipando. Desde que entré a la Región Sanitaria III, hace cinco años, más los trece que llevo dentro del hospital, el sistema público de salud se ha ido fortaleciendo y el crecimiento que el quiere dar Zin es muy importante”, comenzó afirmando el ex mandamás de Región Sanitaria III a modo de análisis global.

Enseguida traslado esa reflexión al plano particular y comentó maravillas sobre el hospital juninense: “En la actualidad, tecnológicamente estamos a la altura de cualquier centro privado. El tomógrafo que tenemos nosotros es lejos el mejor de la región, tanto que hacemos estudios para establecimientos privados, la tecnología del laboratorio es impresionante, los respiradores y monitores son de última generación. A veces uno puede parecer soberbio, pero no es soberbia, es orgullo”, se excusó.

Acto seguido se refirió a la aceptación de la gente, comprobable por las encuestas que, según dijo, se vienen concretando en el nosocomio desde hace quince días.

Al respecto indicó que la semana pasada y la que le antecedió se realizaron relevamientos en consultorios externos y en las jornadas recientes se llevó a cabo con los pacientes internados. “Si analizamos los resultados, el 84 por ciento de las personas (151 de los 846 pacientes que concurrieron a atenderse) manifestaron estar conformes con la atención y la catalogaron como buena o excelente. Y eso nos interesa porque se trata del paciente que viene al hospital. Por ahí el que no nos elige es el que puede tener una visión distinta”, afirmó.

La falta de enfermeros,

un tema aparte

En tren de señalar aspectos deficitarios, Ricasoli expresó que en el hospital hay un problema que es el más acuciante de todos, “que es una dificultad mundial, y es la falta de recursos humanos en enfermería”.

“Los otros inconvenientes se van subsanando en la medida que aparecen, pero la carencia de enfermeros es el principal”, remarcó.

A su criterio son varias las causales que derivaron en esa situación. Por un lado la cuestión económica, porque el salario del empleado público no es el mismo que el del privado; también influye que la carrera de enfermería, sea universitaria o terciaria, no a trae a los estudiantes como sí lo hacen otros tipo de ofertas.

“Hoy por hoy, si el ministro me dijera que me da treinta cargos nuevos, estoy seguro que no tengo la gente capacitada para cubrir esas vacantes”, dijo Ricasoli.

Más adelante marcó que al ser una preocupación de toda la provincia, esto implica que el Ministerio deba tomar medidas rápidas.

En ese sentido, el ministro Zin preanunció lo que va a oficializar a principios de marzo, que es el lanzamiento de becas para que la gente estudie enfermería, se forme en el oficio.

La idea es que esa gente mientras trabaja estudie y una vez que se reciba tengan la obligatoriedad de quedarse tres años en el sistema público.

“Eso significa que en dos años vamos a tener dos mil quinientos nuevos enfermeros que van a ser destinados a los hospitales. Está bien, el problema lo tenemos hoy, pero en lo inmediato no se puede solucionar”, advirtió.

De acuerdo con los numeros aportados por la dirección, hoy por hoy el hospital tiene 169 cargos de enfermería asignados por el Ministerio. De ellos, son 101 los que realmente llevan a cabo las funciones específicas.

En cuanto a los restantes, el 33 por ciento está usufructuando una licencia por enfermedad o ART, otros fueron cambiados de tareas por padecer alguna patología u otra razón que impide su labor como enfermeros.

“Con ese cuadro de situación, precisamos treinta operarios. Pero si recuperáramos esos 68 que perdimos, estaríamos recontra óptimos”, explicó Ricasoli.

Avance “trascendental”

Claudio Ricasoli transmitió una gran satisfacción por la inauguración del servicio de Hemodinamia del Hospital de Pergamino, una incorporación a la que rotuló como “trascendental para toda esta región de la provincia de Buenos Aires”.

Más tarde explicó que hasta hace pocos días, la gente que padecía algún problema o requería hacerse estudios tenían que recurrir al conurbano o a La Plata.

“Este equipamiento viene a resolver todo lo que es la patología coronaria aguda, como la angioplastía con colocación de stent, en caso de necesitarse, hace angioneurocirugía para la resolución de aneurismas cerebrales y angiografía en el sector vascular”, señaló.

Comentá la nota