Ricardo Peirone: "Lo del Concejo me da vergüenza ajena"

Mientras el oficialismo y la oposición analizan con qué posturas enfrentarán el debate por la elección de autoridades del Cuerpo Colegiado, el ex intendente fustigó con dureza a los ediles.
Peirone habló en el programa Red Urbana, que se emite por Radio La Red. Y disparó munición gruesa cuando le preguntaron sobre el conflicto que divide las aguas en el Concejo. "No me parece muy edificante que haya una pelea de ese tenor por un cargo", afirmó, refiriéndose a la disputa que mantienen Maina –quien pretende ser reelecto en la función- y Luis Castellano, ambos oficialistas.

"Ahí no se están debatiendo ideas, se están defendiendo otras cosas. Dicen ‘yo quiero este cargo para mí’, ‘a mi no me van a usar, no me voy a mover de acá’. Esto claramente es una vergüenza. Y es una vergüenza para la ciudad de Rafaela, que no se merece esto", subrayó.

Para Peirone, "lo que está pasando en el Concejo, eso de disputarse la manija, es una vergüenza. Sinceramente, me da vergüenza ajena. Gracias a Dios no participo de eso, me da vergüenza ajena", remató.

En tanto, la jornada de ayer estuvo signada por más reuniones y negociaciones. Nadie se privó de analizar los pasos a seguir. Mientras los protagonistas principales de la disputa hablaban alternativamente con funcionarios del Ejecutivo que están intentando –sin éxito hasta ahora- acercar posiciones y tratar de conseguir que alguno de los dos se baje de la pelea, en la oposición también se puso la lupa en la cuestión.

Anoche, el Frente Progresista concretó una concurrida reunión en el Comité Radical de calle Bolívar, donde se pasó revista a la opinión de cada uno de los partidos integrantes del Frente acerca de la cuestión. Sin embargo, todavía no está clara la postura del bloque. Sí se sabe del interés de Germán Bottero por la vicepresidencia primera y es prácticamente un hecho la salida de Franco Miorelli de la Prosecretaría.

Luego del extenso cónclave, el Frente resolvió no impulsar un candidato propio a la presidencia del cuerpo, pero recién en los próximos días se sabrá con certeza si apoya o no a alguno de los candidatos del justicialismo. Dentro del conglomerado opositor, hay quienes creen que no debería haber ninguna intromisión del Frente en la interna oficialista, lo cual implicaría votar negativamente tanto a Maina como a Castellano, dejando que el perottismo se consuma en su propia salsa. Pero otros consideran que los tres votos frentistas deberían apuntalar las chances de Castellano, para desgastar a Víctor Fardin –principal socio en la jugada de Maina- y aislarlo como referente político dentro del Concejo.

Hoy a las 8.30 los concejales se verán las caras en la oficina de la Presidencia, a puertas cerradas, para avanzar en la definición de aspectos formales de la sesión del 10 de diciembre. Allí tratarán de poner en claro los criterios a emplear respecto a algunos espacios vacíos que deja el reglamento interno del cuerpo en el tema de la elección de autoridades. En un clima tan espeso como el que hay por estos días en el sexto piso del Palacio Municipal, todo indica que la reunión será con mandíbula apretada y cuchillo entre los dientes.

Comentá la nota