Ricardo Colombi derogó unos tres mil ascensos en la Policía

Mediante el Decreto 175, el Gobernador anuló los ascensos de unos tres mil agentes que habían sido autorizados el año pasado por el ex mandatario Arturo Colombi.
Por me­dio del De­cre­to Nº175/2010, con fe­cha del 28 de di­ciem­bre, el go­ber­na­dor Ri­car­do Co­lom­bi anu­ló los as­cen­sos ma­si­vos en la Po­li­cí­a, que ha­bí­an si­do au­to­ri­za­dos en sep­tiem­bre del año pa­sa­do me­dian­te los de­cre­tos 1.683, 1.650 y 1.681. En ple­na cam­pa­ña elec­to­ral y de ca­ra a la se­gun­da vuel­ta, el ex man­da­ta­rio Ar­tu­ro Co­lom­bi ha­bía au­to­ri­za­do el "as­cen­so a la es­ca­la in­me­dia­ta su­pe­rior" a unos 2.994 agen­tes, que aho­ra que­da­ron sin efec­to.

Es la se­gun­da me­di­da de es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas que to­ma el nue­vo Eje­cu­ti­vo pro­vin­cial, tras la sus­pen­sión por 120 dí­as de los "re­en­ca­si­lla­mien­tos, re­ca­te­go­ri­za­cio­nes y al­gu­nos pa­ses a plan­ta per­ma­nen­te", au­to­ri­za­dos por la Ad­mi­nis­tra­ción an­te­rior.

Aho­ra Ri­car­do Co­lom­bi con­ge­ló los as­cen­sos ma­si­vos en la Po­li­cí­a. La me­di­da ad­mi­nis­tra­ti­va afec­tó a ca­si tres mil po­li­cí­as y se pu­so en mar­cha un pro­ce­so de in­ves­ti­ga­ción ad­mi­nis­tra­ti­va, por tra­tar­se de pro­mo­cio­nes ma­si­vas. Los de­cre­tos (1.683, 1.650 y 1.681) ha­bí­an as­cen­di­do a los ofi­cia­les su­ba­yu­dan­te a ayu­dan­te; a los ca­bos a la ca­te­go­ría de ca­bo pri­me­ro; y a los ca­bos pri­me­ro a la es­ca­la de sar­gen­to.

Se­gún el Go­bier­no, al­gu­nos de es­tos agen­tes que fue­ron as­cen­di­dos "no cum­plí­an con el mí­ni­mo de an­ti­güe­dad" pa­ra ser me­re­ce­do­res de los as­cen­sos; y otros "ha­bí­an si­do as­cen­di­dos dos ve­ces en el mis­mo año". El sub­se­cre­ta­rio de Se­gu­ri­dad, Gui­ller­mo Wey­ler, de­fen­dió la de­ro­ga­ción de los as­cen­sos ma­si­vos ar­gu­men­tan­do que no cum­plí­an con la re­gla­men­ta­ción vi­gen­te. "Con la anu­la­ción, los de­cre­tos de as­cen­so ya son ine­xis­ten­tes", in­di­có el ex co­mi­sa­rio ins­pec­tor.

Se­gún Wey­ler, los de­cre­tos 1.683, 1.650 y 1.681 "da­ña­ban la ca­de­na de man­do" que aho­ra "bus­can re­com­po­ner".

"No se tu­vo en cuen­ta nin­gu­na re­gla­men­ta­ción vi­gen­te. Es­to da­ña la ca­rre­ra po­li­cial. No se es­pe­ra la can­ti­dad de tiem­po mí­ni­mo. Ha­bía si­do dis­cri­mi­na­ti­vo. El de­cre­to no te­nía ra­zón de ser", ma­ni­fes­tó el fun­cio­na­rio.

El sub­se­cre­ta­rio de Se­gu­ri­dad anun­ció que se con­vo­ca­rá "en lo in­me­dia­to a la Jun­ta de Pro­mo­ción", tras la de­ro­ga­ción. Con es­te nue­vo pro­ce­so ad­mi­nis­tra­ti­vo, la fuer­za "a­na­li­za­rá de nue­vo los as­cen­sos ca­so por ca­so y sus re­sul­ta­dos se co­no­ce­rí­an a la bre­ve­dad, den­tro de los cá­no­nes nor­ma­les", ase­gu­ró Wey­ler.

Di­jo ade­más que la de­ro­ga­ción de los as­cen­sos "no afec­ta los sa­la­rios de bol­si­llo" de los agen­tes, "ya que las pro­mo­cio­nes ga­ran­ti­zan el sa­la­rio mí­ni­mo".

El De­cre­to 175 cae en un es­ta­do de cris­pa­ción de al­gu­nos gre­mios que pro­tes­tan con­tra el con­ge­la­mien­to de los re­en­ca­si­lla­mien­tos y pa­ses a plan­ta per­ma­nen­te, por lo que hay un pa­ro ge­ne­ral en sus­pen­so con­tra es­tas me­di­das del Go­bier­no.

Los as­cen­sos la­bo­ra­les cues­ta 28 mi­llo­nes de pe­sos ex­tra por mes, se­gún el Go­bier­no.

Comentá la nota