Ricardo Casal, se reunió con Fiscales, Jueces y Policía Pasó el Ministro de Justicia, pero dejó sabor a poco y nada

El intendente esperaba que la reunión sea a puertas abiertas, pero se negó. No dio precisiones respecto a la llegada de nuevos organismos judiciales en el distrito y aclaró que no le pidió “nada en especial” a los fiscales. El jefe comunal quiere que actúen con más celeridad.
En sintonía con la visita del Jefe de Gabinete Sergio Massa, el paso por Pilar del Ministro de Justicia bonaerense, Ricardo Casal, dejó sabor a poco y nada.

El arribo de la máxima autoridad ministerial en materia de justicia, esperaban desde el gobierno local, iba a servir para trasladar desde la cúpula la preocupación que en materia de inseguridad hay en Pilar, y que tiene a la Justicia como una de sus aristas principales.

Días atrás, el intendente Humberto Zúccaro había hecho públicas sus críticas al accionar de la Justicia local. De hecho, había cuestionado la lentitud con la que trabajan algunos fiscales.

“No puede ser que se tarden 5 días en solicitarle a un Juez un allanamiento, cuando se los necesitan más rápido”, había soltado Zúccaro.

El martes, tras su paso por Pilar, el que también su sumó a las críticas a la Justicia por el Jefe de Gabinete Massa, quien golpeó: “Lo más importante es tener en claro que lo primero que hay que hacer es cumplir la ley y eso no sólo depende la policía sino de la justicia, cuando uno ve que la justicia discute la teoría de la criminalidad del acto y no los años que le caben a un condenado, se da cuenta que sin compromiso de la justicia no hay resultado posible en materia de inseguridad”.

Es por eso que la llegada de Casal —a quien pretendían poner cara a cara con un sector de la sociedad pilarense, pero la idea fue desechada por el Ministerio—, había generado una amplia expectativa en el Municipio.

Y si bien desde el entorno de Zúccaro destacaron la importancia de la llegada de Casal, quien se reunió a puertas cerradas con fiscales, jueces de paz y autoridades policiales, se esperaba más.

Casal, en un breve contacto que tuvo con la prensa antes de la reunión, explicó que el encuentro no llevaba ningún pedido en especial hacia los fiscales y jueces, blanco de las críticas de Zúccaro.

“Nosotros no venimos a pedir nada, sino a dialogar; poner sobre la mesa las acciones que se están llevando adelante desde cada área”, diferenció.

Juzgados y Fiscalías

Desde hace años el Ministerio tiene acordado la llegada a Pilar de una nueva Fiscalía para Derqui, y un Juzgado de Garantías, que incluso tiene titular designado pero aún no se instrumentó.

Casal, ante la pregunta de la prensa, esquivó dar preediciones, y explicó que en el primero de los casos se “acordó con el Municipio buscar la manera de conseguir la infraestructura”, mientras que respecto al Juzgado de Garantías “se dio prioridad a las localidades que tienen fiscalías descentralizadas”, aunque no explicó por qué no se puso en marcha en Pilar, pese a que cumple ese requisito.

En cuanto a los cuestionamientos de Massa, Casal los desechó de plano —“imagino que no fueron críticas sino dichos que se vertieron para reforzar el compromiso institucional de la Justicia”—, aunque admitió que “hay jueces que cometen no errores, pero sí resoluciones demasiado laxas o en el campo discrecional demasiado amplio para determinar una libertad anticipada”.

“Esto último es lo que estamos tratando de cambiar a partir de la reforma del Código Procesal Penal, donde imponemos condiciones objetivas para la alternativa de la prisión preventiva y la morigeración de la pena”, cerró.

El diálogo que no fue

La idea de Zúccaro era que Casal no solamente dialogue con fiscales y jueces de paz, sino que también pueda recibir preguntas por parte de la comunidad, representada por entidades intermedias.

Sin embargo, esa posibilidad fue desechada por el Ministerio, desde donde incluso se pidió que no haya medios de prensa presentes en la charla con los Fiscales, que fue a puertas cerradas.

Comentá la nota