Ricardo Buryaile: "Vamos a pelear porque se logre bajar la edad jubilatoria de los peones rurales"

El productor formoseño y candidato por la oposición en la provincia aseguró que "en nuestro recorrido por el interior de la provincia -lo hizo junto a Alfredo De Ángeli- pudimos percibir por ejemplo en Gran Guardia había mucha gente que estaba con bronca con el tema de la ganadería".
En Palo Santo hay indignación porque se sienten traicionados por los que fueron elegidos para gobernar el pueblo y arreglaron sus intereses particulares en un acto liso y llano de prostitución, porque hay plata de por medio".

Sobre las preocupaciones de los ciudadanos provinciales, sostuvo que "hay preocupación por el tema maderero porque la provincia no hizo bien las cosas con el tema del reordenamiento territorial en el marco de la Ley de Bosques Nativos para que la producción responsable no se detenga. Acá hay un parate general de este sector económico mientras en Buenos Aires se sigue contaminando el Riachuelo y nadie se fija en eso".

El raid por los pueblos del interior provincial

Consultado el candidato sobre la recepción en el interior formoseño, Buryaile sostuvo que "en Fontana fue algo más especial porque yo me crié en Comandante Fontana y me trataron como un hijo del pueblo.

En Ibarreta también la recepción fue impresionante y en todas las localidades nos dieron fuerza y nos contaron las situaciones que no son particulares sino generales, porque los que están preocupados por el tema del Plan Jefes y Jefas son miles de formoseños que no llegan a la semana de haber cobrado, porque hoy en día $150 es ínfimo para cualquier familia".

"Esta situación se reflejó en maestros, comerciantes y hasta en policías, quienes me agradecían el hecho de poner de manifiesto el tema de que cobran sueldos bajísimos y gran parte de ese monto es en negro. Y esto no es demagogia, sino realidad", comentó el productor ganadero.

La política ganadera nacional

Sobre su visión de la ganadería nacional, afirmó que "Argentina regaló su industria frigorífica por los acuerdos con Brasil, que es el gran beneficiado de esta política nacional y hoy manejan el comercio mundial de carne. Si nos remontamos a la década del 70, vamos a ver que Argentina tenía 61 millones de cabezas y Brasil 50 millones; hoy los números dicen que nosotros tenemos 51 millones y Brasil 180 millones".

"Para tener una magnitud de la situación, basta con graficar que los únicos frigoríficos que hoy exportan sin problemas en Argentina son de capital brasilero. Después, los que son de acá, tienen que estar a la espera que Guillermo Moreno se decida a darles permiso", explicó Buryaile.

Consultado sobre uno de los temas que también se discuten tranqueras adentro, Ricardo Buryaile explicó que "el tema de las jubilaciones a los peones rurales merece mayor atención porque no puede ser que un trabajador rural se jubile a los 65 años, cuando por las temperaturas y las condiciones con las que se trabajan en los campos de todo el país, alguien de 50 años ve dificultadas sus posibilidades de desenvolverse. Tenemos que lograr que se baje la edad para jubilarse"

Comentá la nota