Ricardo apuntó a un nuevo tiempo

El líder de ECO se impuso a su primo por una diferencia muy marcada. Se confirmó así la previsión realizada por la consultora paraguaya Capli y Asociados, que anticipó el jueves una diferencia de 25 puntos. Anoche Ricardo llamó a la unidad, con un mensaje conciliador y dedicó el triunfo al "honor" de su familia. El oficialismo perdió hasta en aquellas localidades donde había ganado el 13-S.
Antes que Ricardo Colombi diera su conferencia de prensa, en la que dijo sentir una "inmensa alegría" por el resultado electoral que lo consagró como nuevo gobernador de la Provincia, su primo Arturo ya había admitido la derrota y felicitado primero al electorado y luego al frente adversario, es decir ECO. No era para menos. La diferencia de 25 puntos entre uno y otro exigía mucho menos especulaciones. En ese sentido, lejos estuvo la pasada elección del 13 de septiembre, cuando ambos se adjudicaron la victoria.

Lo que también diferenció los comicios -balotaje- de ayer de la primera vuelta fue la celeridad con que se recontaron los votos y la asistencia de correntinos a las urnas. El porcentaje que fue a emitir su voto fue notoriamente inferior a entonces, alcanzando apenas el 55 por ciento. Esto es 20 puntos menos que el 13-S.

En cuestión de números, el acierto provino esta vez de la consultora paraguaya Capli & Asociados, que proyectó los 25 puntos que finalmente se dieron.

Al momento de enfrentar a la prensa, Ricardo Colombi se mostró muy medido, abonando en todo momento la idea de que viene una nueva etapa institucional. Dijo no tener todavía pensado el gabinete, respondió lacónicamente sobre presuntos hechos de corrupción en la gestión actual y pidió ser "cautos, racionales y responsables".

"Quiero hacer un llamado a la unidad a los hombres y mujeres de todos los sectores, incluso a parte de los que están gobernando", dijo el senador provincial, para confiar en una "transición que sea la mejor".

"No es el triunfo de unos cuantos, sino de muchos hombres y mujeres que queremos una provincia mejor", sostuvo, para postular que "volvemos para recuperar la salud, la educación, la justicia, la cultura y el deporte, la economía y la producción y, definitivamente, la libertad de prensa".

"Queremos hacer un gobierno abierto, participativo y serio", adelantó el radical, flanqueado por Pedro Braillard Poccard, Gerardo Morales, Nito Artaza y José Luis Bellia. Antes había felicitado a todos los que fueron a sufragar.

Puesto a responder sobre las acusaciones cruzadas de corrupción, y luego de haber abierto la conferencia con la dedicatoria del triunfo al "honor" de su familia y su apellido, Ricardo remarcó que hay responsabilidades por acción o por omisión, pero que "siempre es mejor ser responsables por tratar de hacer que por no hacer".

En el mismo sentido, el Gobernador electo dijo que "si hay, se investigará" irregularidades en la gestión de su primo.

"El pueblo no nos da derechos, nos da obligaciones que debemos cumplir fielmente y tanto Pedro Braillard Poccard como yo no venimos al Gobierno para dormir la siesta", disparó, y dijo que en su trabajo no habrá "ni domingos ni feriados".

A su alrededor, los simpatizantes de ECO, que ya estaban celebrando la victoria desde hacía más de una hora antes que su líder llegara, vivaban sus definiciones y aplaudían a rabiar. Luego vendría la caravana que inundó la ciudad de cánticos y papelitos, que no eran otra cosa que boletas. Las mismas que se fueron metiendo durante la jornada de ayer, en mucho mayor proporción que las de su competidor, en las urnas del tercer balotaje en la historia de la nueva democracia provincial.

Comentá la nota