Ricardo Alfonsín, esperanzado con la victoria en las elecciones

Sobre el mediodía del domingo llegó Ricardo Alfonsín a la confitería del Hotel Pringles donde fue recibido por autoridades partidarias, público, instituciones y afiliados que demostraron afecto al candidato a diputado nacional quién se encuentra recorriendo la Sexta Sección.
El doctor Ricardo Alfonsín, segundo candidato a diputado nacional por el Acuerdo Cívico y Social, llegó acompañado por los candidatos a diputados nacionales, Juan Pedro Tunessi y Alfredo Irigoin y recibió la bienvenida del intendente Mensi y luego tomó contacto con los asistentes y en un ida y vuelta permanente que se extendió por más de una hora vertió conceptos interesantes de cara a las próximas elecciones.

"Quiero agradecer la masiva presencia en la mañana del domingo para acompañar a Ricardo en un tiempo donde nuevamente la campaña nos pone en las puertas de un proceso electoral donde se dirime mas que una elección legislativa, estamos sentando las bases de lo que va a ser el 2011" dijo Mensi. "Esto nos exige fortalezas, no tenemos que demostrar debilidades porque al proyecto que encarna el radicalismo a través del Acuerdo Cívico y Social no presenta flaquezas no convivencias de ningún tipo con el gobierno" admitió.

Alfosín habló de cifras en donde admitió que "en la provincia hay un triple empate" y la relación a las encuestas enfatizó que no son propias "por que son muy caras, pero amigos, que siempre los hay, que trabajan dentro de las empresas encuestadoras, proporcionaron datos que indicarían que hay un triple empate".

Se esperanzó también en que los porcentajes del Acuerdo Cívico y Social se incrementará hasta el 28 de junio hasta ganar las elecciones.

"Los encuestadores han adquirido una importancia trascendente. No solamente porque le permiten al candidato conocer las demandas de la opinión pública o la intención de voto, sino porque permiten orientar o inducir el voto. Esta es una cuestión que deberíamos discutir un poco, hay países donde un mes antes prohíben la publicación de las encuestas" se quejó Alfonsín.

El candidato a diputado, en el ida y vuelta permanente con la gente, admitió que "ni el país vuelve al 2001, entre otras cosas porque en 2001 había que salir de la convertibilidad, no explota como dice el ex presidente (Néstor) Kirchner, ni tampoco como dice otro dirigente, explota de alegría" en relación al futuro tras el día de las elecciones.

"Lo que va a ocurrir el 28 de junio si gana la oposición, se van a equilibrar las fuerzas en el Parlamento. El hecho de que se equilibren estas fuerzas, va a hacer que el Parlamento tenga, en términos de decisión de políticas públicas, un protagonismo que no tuvo hasta ahora" y admitió que si el oficialismo pierde serán muchos los que se pasen al PJ disidente. "El PJ en sus dos versiones, coyunturalmente separados, PJ 1 y PJ 2, pero después del 28 de junio se van a reunir, como lo han hecho en otras oportunidades, y no me parece mal. Buenos y quienes quieren construir una fuerza alternativa al justicialismo, nos van a acompañar; especialmente en la provincia de Buenos Aires" se esperanzó Alfonsín.

En la charla mantuvo contacto con diferentes sectores, como el agropecuario, el docente, los jubilados y con instituciones del medio donde se llevó problemáticas de diferentes tipos que aseguró serán tratadas y trabajadas en el Congreso.

Una de ellas, y muy importante por la región, son las retenciones dónde habló de "eliminar las retenciones al maíz, eliminar las retenciones al trigo, eliminar las retenciones a la carne y abrir las exportaciones". Al referirse a la soja opinó que "no podemos eliminarlas todavía, pero sí en algún momento, pero hasta que no encontremos un nuevo plan de financiamiento, no podemos eliminarlas, pero sí podemos reducirlas y segmentarlas".

Posteriormente se dirigió al local de campaña de la UCR donde lo dejó inaugurado con la presencia de Mensi y el candidato a concejal en primer término, Rafael Streitemberger, y el cierre de su estadía fue con un almuerzo de afiliados y simpatizantes en el comité general de la ciudad.

Comentá la nota