Ricardo Alfonsín y Carlos Fernández lanzaron en Tandil sus precandidaturas para la interna radical

La Unión Cívica Radical celebró este sábado en el comité de Tandil un encuentro que reunió a dirigentes y militantes de la V Sección Electoral que bregan por la renovación del partido, de cara a las próximas elecciones legislativas pero también a la necesaria tarea de fortalecimiento interno, para lo cual se creó “Punto de Encuentro”, una convergencia de diversos sectores que enfrentará al aparato partidario en las internas del 19 de abril.
La reunión, que se extendió entre las 15.00 y las 17.30 y fue encabezada por el intendente anfitrión Miguel Ángel Lunghi; contó además con la presencia del candidato a diputado nacional Ricardo Alfonsín; el jefe de Gabinete del Municipio de Tandil y candidato a senador provincial Carlos Fernández; los intendentes de Chascomús, Liliana Denot y de Maipú, Aníbal Rapalini; el secretario de Gobierno de San Cayetano, Ignacio Marlats; concejales, consejeros escolares, autoridades partidarias y dirigentes de las 26 ciudades que componen la sección electoral.

Los discursos de los numerosos adherentes a la candidatura de Alfonsín y Fernández coincidieron en la necesidad de imponer un cambio para un radicalismo que entró en el círculo vicioso de reiterar una y otra vez los mismos nombres en la conducción y en la toma de decisiones.

Sin embargo, puntualizaron que “renovar no significa entrar a tirar a los más viejos por la ventana ni excluir a los rivales ocasionales, a los que les vamos a mostrar en las urnas lo que los afiliados están pidiendo a gritos y cuando se convenzan, los vamos a invitar a renovar la fe partidaria y nos abocaremos a la tarea de repensar el radicalismo y darle el aire fresco que necesita”.

Explicitaron su adhesión a la precandidatura de Alfonsín y Fernández y la consiguiente conformación de “Punto de Encuentro” los ateneos marplatenses Vicente R. Fernández, Leandro Alem, Luciano Arrué y Fermín Errea y el Centro Radical de Estudios Argentinos de la Línea Nacional Buenos Aires; Radicales para el Cambio de Necochea; el ex intendente de Dolores, Juan Carlos Valente; el ex jefe comunal de Mar Chiquita, Arnoldo Massón; el presidente del Comité de La Costa, Leandro Alonso; el ex intendente de Mar del Plata, Elio Aprile; la línea Pensamiento y Acción Radical del partido de Gral. Pueyrredón; Héctor Di Martino y Norberto Elio Pérez por la Asociación de Empleados de Casinos Nacionales y la Agrupación Radical de Empleados de Casinos de Mar del Plata.

Los discursos centrales pusieron en el centro de atención a Lunghi, Fernández y Alfonsín.

Abriendo la serie, el intendente de Tandil destacó las condiciones de Fernández: “Uno de los mejores hombres del gobierno, sólido, idóneo, capaz, un trabajador incansable de la política, y tengan la seguridad que va a recorrer la sección y va a ser un intermediario del pueblo y de los intendentes con la Legislatura”.

“Tengan la seguridad de que va a ir a ver a todos los intendentes, sin importar del partido político al que pertenezcan, porque es un hombre de profundas convicciones democráticas”, aseguró el jefe de gobierno y agregó que “los senadores actuales no han pisado mi despacho en cinco años, no me conocen, ninguno ha venido”.

También aclamó la candidatura de Ricardo Alfonsín, “un ser humano extraordinario que genéticamente tiene una honradez total”.

Los candidatos

Con la sede partidaria colmada y tras ser aclamado de pie, Carlos Fernández subió al estrado y confesó sentirse “abrumado por tantos elogios” y garantizó que hará todo el esfuerzo humanamente posible para colmar las expectativas si alcanza una banca en el senado bonaerense.

Llamó a construir un nuevo radicalismo para enfrentar esta etapa histórica: “Cada vez que nuestro partido atravesó situaciones parecidas fue capaz de generar los movimientos de renovación que lo pusieron nuevamente en el rumbo que nunca debimos perder, la causa de los desposeídos y la pelea por los que menos tienen”.

En esa línea, mencionó a Raúl Alfonsín y a Juan Carlos Pugliese, entre otros “prohombres de radicalismo, que inspiraron a generaciones y que pusieron en claro que la Unión Cívica Radical es una herramienta para la transformación de la sociedad; esa herramienta tenemos que ponerla en funcionamiento para que el partido sea una opción competitiva para remediar lo que le está pasando al país y detener un proyecto hegemónico y autoritario que nos hace revivir un pasado que creíamos superado y que impone otra vez las palabras gorila y oligarca y que fomenta la diferencia entre los vecinos, que volvemos a mirarnos con desconfianza. Lo que nosotros tenemos que construir es convivencia, es Estado de Derecho, es una sociedad que tolere al que opina distinto”.

En otro párrafo, dijo que “no es posible que la UCR se convierta en el furgón de cola de ningún proyecto reciclado del peronismo, sino que debe ir hacia la construcción de una fuerza de centroizquierda con la Coalición Cívica y el Socialismo”.

En el escaso tiempo que dejó para la acción de campaña el adelantamiento de las elecciones, Fernández prometió recorrer el distrito “desde la ciudad más pequeña hasta la más grande, pidiéndoles a los presidentes de los comités que abran el partido para que, en esa, nuestra casa, podamos claramente y mirándonos a los ojos debatir sobre lo que tiene que hacer el partido, lo que tenemos que hacer sus representantes y asumir los compromisos que nos pida la gente”.

Alfonsín, por su parte, trazó una línea desde la particularidad de la precandidatura para la interna partidaria hasta la necesidad de “construir un proyecto nacional, pero antes hay que lograr uno provincial y para eso, es necesario el compromiso de cada militante y dirigente de los distritos de la provincia, gobernada hace más de 20 años por el Justicialismo, y la verdad es que estamos como cuando llegamos de España, se agudizan y profundizan los índices de pobreza, colapsado el sistema de salud, en crisis la educación pública, atemorizado el conjunto de la ciudadanía por la delincuencia y la violencia”.

En ese sentido, reflexionó que “ha llegado el tiempo de que la sociedad se dé una oportunidad a sí misma” y dijo que el primer paso “lo tiene que dar los afiliados radicales, eligiendo a Punto de Encuentro, para renovar la Unión Cívica Radical y darle a todos los argentinos una opción al modelo actual, que nos está llevando al abismo”.

Comentá la nota