Con la revuelta massista, Vidal queda un paso de sacar la ley ART en el Senado

Con la revuelta massista, Vidal queda un paso de sacar la ley ART en el Senado

Cuatro legisladores se fueron del bloque FR tras el resultado electoral. La semana que viene hay plenario de comisiones por la ley de aseguradoras de riesgos del trabajo y el número ayuda a Cambiemos.

Tras la derrota de Sergio Massaen las elecciones del domingo último, cuatro senadores provinciales abandonaron el bloque del Frente Renovador y todo es acusación en las filas del ex intendente de Tigre. Desde el jueves por la tarde, los senadores Gabriel Pampin, Hernán Albisu, Alfonso Coll Areco y Juan Curuchet no integran más la bancada que preside Jorge D’Onofrio, que explicó que los echaron de la bancada por el poco compromiso en la campaña de 1País. En medio de la interna, Cambiemos espera sacar provecho y la semana que viene conseguir el dictamen que le permita avanzar en la adhesión a la ley de ART, que ya fue aprobada en Diputados. 

El movimiento de los cuatro legisladores puede llegar a ser vital para el oficialismo. La semana que viene, habrá una reunión en conjunto de las comisiones de Trabajo y Presupuesto para tratar la adhesión a la ley de Aseguradoras de Riesgo del Trabajo (ART), una norma que está frenada en el Senado pese a la presión del presidente Mauricio Macri, la gobernadora María Eugenia Vidal y los industriales. El motivo por el que la ley –que ya fue sancionada en Diputados- no avanza es la falta de números propios para Cambiemos. 

Entonces, con la revuelta que se produjo esta semana en el bloque massista de la Cámara alta, la balanza se puede inclinar para el oficialismo, que podría conseguir los votos necesarios para emitir despacho favorable luego de varias traspiés y llevar el proyecto al recinto.

La comisión de Trabajo y Legislación general del Senado convocó a reunión en conjunto con la de Presupuesto para la semana que viene. De esa reunión, en la que tratarán el proyecto que adhiere a la provincia a la ley de Aseguradoras de Riesgos del Trabajo, el oficialismo podría tener 13 firmas a favor contra 11 que rechazan la iniciativa. 

No es la primera vez que Coll Areco y Curcuchet juegan de bloque en bloque. Saltimbanquis, el primero de ellos pasó por el espacio de Massa, al haber ingresado en 2013 como senador por la Séptima sección electoral, gracias al poder del intendente de San Miguel –hoy ministro de Vidal- Joaquín De la Torre, pese a que era funcionario de aquel municipio. Luego se alejó y en 2015 jugó la interna con el Frente para la Victoria de la mano de Daniel Scioli  y perdió contra Franco La Porta. Luego, se acercó a Cambiemos en 2016 pero nunca oficializó su pase. A fines del año pasado, en cambio, negoció con Massa su regreso a las filas massistas y ahora, luego de las elecciones, abandona nuevamente al ex intendente de Tigre.

Curcuchet, por su parte, llegó a la política de la mano de Scioli. Venía de ser medallista olímpico en ciclismo y logró ingresar al Senado en 2013. Dos años después, cuando el FpV se rompió, quedó del lado de los intendentes con un bloque menor de tres integrantes (Daniel Barrera, de La Matanza; Darío Díaz Pérez, de Lanús y él). En septiembre del año pasado se había integrado al Frente Renovador para pelear por la renovación de la banca desde ese espacio. Logró encabezar la lista en desmedro de otros postulantes, como sus compañeros de banca Pampin y Patricio Hogan, pero no logró renovar. 

VIDAL ART. Una de las primeras cosas que adelantó la gobernadora luego de la victoria electoral del domingo último, que le da quórum propio en el Senado provincial y deja al oficialismo al filo de lo mismo en Diputados, era avanzar con la adhesión a ley de ART votada sancionada por el Congreso. 

El encuentro de la semana entrante será para cumplir con el pedido de la mandataria. Sugiere que, de aprobarse el proyecto –que cuenta con el rechazo de los gremios y el peronismo-, se bajará el nivel de litigiosidad y eso permitirá aumentar el empleo en territorio bonaerense. La mandataria puede esperar al recambio legislativo o avanzar con la actual composición del Senado especulando con los massistas fugados. 

Sin embargo, lo que denuncian sindicatos y opositores es que la ley es “la puerta de entrada a la flexibilización laboral”.

De aprobarse, la norma obliga a un trabajador a someterse a un procedimiento previo mediante las comisiones médicas para determinar las dolencias de los trabajadores y serán las aseguradoras de riesgos del trabajo las que determinarán. De esta manera, el trabajador no podrá ir directamente a una instancia judicial contra su empleador en caso de accidente. Además, el proyecto regula los honorarios de los peritos en función del trabajo realizado y no de un porcentaje del resultado del juicio, entre otros puntos.

Coment� la nota