Revuelo por Sarkozy: criticó a Obama, Zapatero y Merkel

Fue en una reunión con parlamentarios, según Libération; desmentida oficial
PARIS.- Los 24 parlamentarios de diferentes partidos políticos invitados a almorzar con Nicolas Sarkozy se miraron con desconcierto al salir anteayer del Palacio del Elíseo. En las dos horas que duró esa comida informal, el presidente francés criticó a sus colegas Barack Obama, Angela Merkel y José Luis Rodríguez Zapatero, al ex primer ministro socialista Lionel Jospin y al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso.

Y, para concluir, les reveló una parte esencial de su filosofía política: "Lo importante en democracia es obtener la reelección. Miren el caso de Silvio Berlusconi. Fue elegido tres veces".

El desarrollo de la reunión fue revelado por Libération , pero el Palacio del Elíseo desmintió formalmente los dichos atribuidos a Sarkozy. Sin embargo, una vez que los comentarios tomaron estado público, varios parlamentarios presentes confirmaron y agregaron nuevos detalles.

Los diplomáticos del Quai d´Orsay se tomaron la cabeza y empezaron a pensar en la forma de pagar los platos rotos. Nunca en la historia moderna de Francia un presidente había actuado con tanta ligereza en materia diplomática. "El problema es que a Sarkozy cada vez le gusta más escucharse hablar y, embelesado por sus palabras, pierde el control de lo que dice", comentó uno de los diputados que asistieron al almuerzo.

Ante los 24 parlamentarios Sarkozy elogió la sutileza, la inteligencia y el carisma de Obama, pero criticó su escasa "capacidad de decisión y de eficiencia". Hablando en el mismo tono que utiliza en los actos políticos o en televisión, dijo que durante la cumbre del G-20 le dijo a Obama: "Creo que no comprendiste bien lo que hicimos [en Europa] sobre el CO2. Ahora esperamos actos concretos".

Sobre Merkel dijo: "Cuando tomó conciencia del estado de sus bancos y de su industria automotriz, no tuvo más remedio que respaldar mi posición". Sarkozy tampoco resistió la tentación de recordar que el gobierno español acababa de anunciar la supresión de la publicidad por las cadenas públicas de televisión, como había hecho Francia en 2008 por iniciativa del presidente. "Se puede decir que Zapatero no es muy inteligente. Pero ¿saben a quién mencionaron como ejemplo los españoles?"

"Conozco muchos que son inteligentes y no pudieron llegar a la segunda vuelta de la elección presidencial", continuó, en clara alusión a Jospin y su fracaso electoral de 2001.Luego, criticó a Durão Barroso por su "ausencia total" del G-20.

Ese show fue la continuación de otra exuberancia verbal. En reunión de gabinete, al comentar las ambiciones atribuidas a sus ministros en vísperas de una serie de cambios, Sarkozy calificó esa actitud de "ridícula y fuera de lugar" y les pidió que se comportaran con "sangre fría, calma y control de sus nervios".

Comentá la nota