La revolución vigila su carga eléctrica

El gobierno venezolano de Hugo Chávez velará por que los centros comerciales, bingos y casinos cumplan estrictamente el horario restringido de uso de electricidad vigente desde el 1 de enero pasado. Así lo informó el ministro de Energía Eléctrica, Ángel Rodríguez. Venezuela enfrenta una crisis eléctrica y de agua, que el presidente venezolano, Hugo Chávez, achaca a la sequía que afecta al país pero también al "derroche" de los usuarios.
El viernes pasado entró en vigor una restricción del uso de la luz en los centros comerciales "entre las 11 de la mañana y las 9 de la noche", y en los casinos y salas de bingo "entre las 6 de la tarde y las 12 de la noche". Fue dictada por la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec).

"Vamos a nombrar unos inspectores y así generaremos todo un proceso de inspección y contraloría para que este horario se cumpla", declaró Rodríguez, según informó este domingo la estatal Agencia Bolivariana de Noticias (ABN). La violación de los horarios establecidos "dará el derecho a la operadora a realizar el corte del servicio eléctrico por un período de 24 horas siguientes al incumplimiento, y en caso de reincidencia, la suspensión será por un lapso de 72 horas", indicó la Corpoelec.

La Corpoelec anunció en diciembre pasado medidas para reducir en un 20 por ciento el consumo eléctrico en los sectores industrial, comercial y residencial, entre ellas el horario restringido en los centros comerciales, bingos y casinos.

Rodríguez sostuvo que el objetivo de todas las medidas aplicadas tanto en el sector público como en el privado, "es mantener el nivel de los embalses" del país, que presentan niveles peligrosamente bajos según han insistido las autoridades. Los representantes de los centros comerciales caraqueños afirmaron que se acoplan al esquema restrictivo, pero piden flexibilizarlo.

Comentá la nota