La Revista Aprender hace su aporte y capacita a los docentes santiagueños

La Revista Aprender hace su aporte y capacita a los docentes santiagueños
Una docente de la Universidad de Tucumán, licenciada en Psicología y especialista en Salud Social, brindó una charla enriquecedora que continuó con un trabajo práctico, ante un auditorio colmado. La próxima semana tendrá continuidad.
Con marcado éxito dio inicio ayer el curso de capacitación de la revista Aprender, "Convivencia escolar en tiempos violentos: Alternativas innovadoras ante la violencia en la escuela", a cargo de la profesora María Fernanda Argañaraz, licenciada en Psicología, especialista en Salud Social y Comunitaria y profesora de la Universidad Nacional de Tucumán. La capacitación consta de dos jornadas, la otra se desarrollará el próximo sábado.

La licenciada explicó que se trabajó sobre dos ejes; el de violencia y convivencia. "La idea es introducirnos a un cambio de paradigma en la manera de pensar la violencia para comenzar a pensar en la convivencia", destacó. Hasta ahora, indicó, que se focalizaban en el problema, y que es tiempo de empezar a trabajar en la solución. "Si bien no hay recetas mágicas, lo que intentamos es instrumentar a los docentes para que cada uno desde su lugar genere alternativas para promover la convivencia". Destacó que estos espacios de capacitación son de reflexión entre colegas, "son muy propicios para cuestionarnos".

Con el tema de la violencia, indicó que el mejor modo de tratarlo es el vivencial. "Contar con la habilidad de comunicación y negociación. Además de traer la realidad al aula, algo que los chicos hacen permanentemente, te muestran que tu planificación es muy lábil a nivel de sugerencia", reconoció y explicó que se planifica una clase y cuando se plasma se encuentran con la realidad que los chicos están pasando. "Ahí se ve la cintura del docente, que tiene que poder integrar ambas cosas", recomendó.

Durante la primera jornada se abordó un amplio temario en el que los docentes fueron interactuando y aportaron experiencias en las propias aulas.

Este curso de capacitación se hizo posible gracias al apoyo del Ministerio de Educación, del Gobierno de la Provincia de Santiago del Estero, Tarjeta Naranja, Utepse, Ini Computación, Asicana, Aguas de Santiago, Maderitas, y Lucrecia.

Comentá la nota