Revisación técnica obligatoria: nuevo control para el interurbano

Será única, adicional y gratuita pero, según señaló el Ministro de Transporte, rigurosa y con mayor tecnología. Se realizará del 25 al 29 de noviembre a todos los colectivos que presenten servicio regular de pasajeros, de turismo o contratado.
Por única vez, gratuito y con el fin de optimizar y garantizar el desacreditado servicio interurbano de pasajeros de la provincia, el Ministerio de Transporte realizará desde el 25 y 29 de noviembre, una revisación técnica obligatoria a los 160 vehículos que componen el parque móvil y que son utilizados para el servicio regular de trasporte, de turismo o contratado. Otra medida que prevé el área, en la búsqueda de mayor control, es la incorporación de chips a los colectivos y un call center, como complemento final de las nuevas medidas de mejoramiento del servicio.

La disposición fue establecida el 13 de noviembre por intermedio de una resolución ministerial y surgió -según explicó el ministro Facundo Santarone- en virtud de los constantes reclamos de los usuarios al sistema interurbano. “Se va a realizar de forma excepcional pero va a ser más rigurosa. De acuerdo a los resultados, es posible que se comience a aplicar desde el próximo año”.

El funcionario expresó que la empresa que se hará cargo de la revisación y que fue contratada a través de SAPEM, es “TIC S.A.”, una compañía española que también se desempeña en Buenos Aires, Córdoba y Tucumán. “TIC traerá una planta móvil con tecnología de última generación y con mayores prestaciones. Atenderá en Riobamba 2150, donde hay un galpón de una empresa de transporte, y que cuenta con fosas y con el espacio adecuado para el examen de los vehículos”, dijo.

La empresa considerará tres posibles estados de los colectivos. Los “aptos”, que serán las unidades sin defectos o leves. Los cuales deberán exhibir una constancia en la unidad desde el día siguiente a su expedición y hasta su vencimiento. En el segundo nivel, estarán los vehículos calificados como “condicionales” y serán aquellos que podrán seguir circulando pero tendrán que realizar obligatoriamente los arreglos en un plazo de 60 días.

Finalmente, los “rechazados” o dados de baja, son los vehículos que no podrán circular hasta que no acrediten haber dado cumplimiento a las observaciones efectuadas, bajo apercibimiento de incautar la unidad y de aplicar sanciones.

La verificación que aplicará TIC S.A. constará de pruebas de los sistemas de dirección, frenos, amortiguación, luces, emisión de gas, neumáticos, tren delantero y trasero, chasis y los diferentes instrumentos de seguridad de las unidades, como es la bocina, el limpiaparabrisas o matafuegos.

Santarone señaló que los colectivos afectados a la revisación son los 150 dados de alta en el sistema interurbano, además de los que son contratados para servicios especiales.

“En conjunto con el Ministerio de Hacienda establecimos, además, que el nuevo sistema de compra va a exigir, para todos aquellos organismos provinciales que contraten servicios de transporte, que estén perfectamente habilitados y sean destinados para ese fin. Así evitaríamos que utilicen los mismos colectivos que están afectados al interurbano para otro tipo de recorridos”, explicó el funcionario.

Colectivos con chip

Mediante un convenio con la Universidad de La Punta, el Ministerio de Transporte incorporará un chip a los vehículos de interurbano. Esperan, por medio de la tecnología, llevar un control más exhaustivo de cada una de las unidades.

“Consideramos que va a ser muy ventajoso, porque para controlar las 150 unidades, prácticamente, deberíamos tener un inspector por colectivo. Con el chip se hará un seguimiento por internet y hace conocer en tiempo y forma, el respeto a los recorridos, frecuencias, horarios y hasta velocidades”, dijo Santarone.

Por otra parte, opinó que se aliviará el sistema de multas, “que si bien se ha reforzado y hasta la fecha ya ha recaudado más de 400 mil pesos, los chip permitirán agilizarán las inspecciones”, dijo.

Call center para los reclamos

“A partir de diciembre, vamos a estar iniciando un 0-800 para los reclamos y mayores controles de parte de los usuarios”, informó el Ministro. Señaló que la iniciativa es un complemento que se engloba con las restantes medidas.

Santarone agregó que los usuarios de distintos puntos de la provincia podrán realizar sus denuncias gratuitas e inmediatas y que a la vez, cumplirán una función semejante a la de los inspectores.

Comentá la nota