Revés para el Gobierno tras la presentación de la modificada tarifaria corta

Desde los bloques opositores remarcan la falta de planificación de la gestión del ARI con este tipo de acciones.
Roberto Frate (MPF) indicó que se intenta presionar al Poder Legislativo planteando el tratamiento de urgencia y merece un análisis profundo, puesto que es una ley que deben afrontar los sectores privados. Ricardo Wilder calificó de "desprolijo" enviar un nuevo proyecto restando solo días para que pierda vigencia la actual norma de tarifaria corta.

Los bloques políticos del Movimiento Popular Fueguino y del Frente Para la Victoria del Parlamento cuestionaron la iniciativa del Gobierno de girar el proyecto modificado de ley de tarifaria corta, siendo que el 30 de abril vence la criticada norma que fuera prorrogada por cuatro meses en diciembre pasado. Asimismo, coincidieron manifestar que con este tipo de acciones el Ejecutivo demuestra la "falta de planificación del Estado" y adelantaron que le quitarán el trámite de urgencia impuesto por el Gobierno al último proyecto girado.

El mopofista Roberto Frate, en diálogo con TIEMPO Fueguino, expresó que el Ejecutivo está intentado "presionar" al Legislativo al imponerle el tratamiento de urgencia al proyecto, que al parecer pretende reemplazar a la actual tarifaria corta que en pocos días más quedará sin vigencia.

Calificó como un manotazo de último momento a la iniciativa que ingresara al cuerpo el viernes pasado, y adelantó que en los próximos días llamarán a una sesión especial para quitarle el tratamiento de urgencia con el que ingresó el proyecto de modificación de la tarifaria corta.

"Es una ley que tienen que afrontar los privados y no se puede aprobar de manera urgente, sino que corresponde analizarla en la comisión y escuchar a los sectores involucrados", afirmó el parlamentario.

Cabe señalar que los funcionarios oficialistas advirtieron, a través de una comunicación de prensa, que al caer la tarifaria corta peligran los ingresos del Estado. Al ser consultado sobre esa cuestión, Frate planteó la duda al preguntarse "para qué pretenden mayores tributos si luego ese dinero no se ve reflejado en el mejoramiento de la salud y la educación".

Reiteró que en el año y medio de gestión "no se reflejan" los hechos que llevaron a cabo con el dinero recaudado de la tarifaria, y que "si se sigue con estas políticas lo único que se logra es recargar a los privados".

Si de tiempos legislativos se trata, el Parlamento posee 30 días hábiles para quitarle el tratamiento de urgencia al proyecto, de otro modo se sancionaría de hecho. Pero los ánimos legislativos indican que luego de convocada la sesión especial y al no contar con los dos tercios de los votos, el proyecto se giraría a comisión, espacio donde se elevaría un dictamen que aconseje dejar sin efecto el pedido de la gobernadora Fabiana Ríos. Finalmente se llevaría el tema nuevamente a sesión especial, donde bastaría contar con la mayoría simple para dejar sin efecto el tratamiento de urgencia.

Asimismo, Frate dijo que esta situación solo logra llevar preocupación al seno de los bloques, dado que ya se comenzó a analizarse el proyecto de ley de tarifaria integral -o Ley de Obligaciones Fiscales- que ingresara el Ejecutivo el 11 de marzo. "Está bastante desorientado el Ejecutivo en cuanto a los tiempos que se manejan en la Legislatura" sostuvo Frate.

Desprolijidades

Por su parte, el titular de la bancada justicialista, Ricardo Wilder, arremetió contra la administración de Ríos y quiso brindar una mirada un tanto ampliada al remarcar que "este Gobierno tuvo casi un año y medio para presentar la ley tarifaria".

Recordó que el proyecto de la administración de Ríos que busca instalar la discusión respecto a la tarifaria ingresó el 11 de marzo, y "hoy sorprendentemente ingresó una ley de estas características con tratamiento de urgencia".

Ante el nuevo escenario que intenta plantear el ARI, se mostró expectante ante las acciones que pretende llevar adelante el bloque oficialista para que este proyecto de ley llegue al recinto.

"Deben tener los votos correspondientes. Toda ley vinculada a lo presupuestario necesita los dos tercios de la Cámara, así que habrá que esperar cuáles son las charlas que propone el oficialismo con los bloques", reflexionó el parlamentario.

Insistió en destacar la "desprolijidad con la que se está manejando este Gobierno" y en vez de lograr los consensos a través de las charlas se busca "este método de presión que para nada sirve", justificó.

En tanto, amplió que actualmente la Legislatura está llevando adelante encuentro con los diferentes actores de la sociedad involucrados con el tema para interiorizarse sobre los alcances de la norma y cuál es la verdadera situación que atraviesan los privados.

Y más que avizorar el posicionamiento que llevará adelante el FPV, cambió de eje la discusión al decir que habrá que esperar cuál es el planteo del bloque oficialista, que es el responsable de salir a buscar los consensos.

"Pobre" fue la palabra que eligió Wilder para calificar el trabajo que viene llevando adelante la bancada del ARI, y lo argumentó al decir que "presentaron una ley denominada tarifaria y lo único que se logró con el trabajo de los bloques opositores es la sanción de la ley corta. Evidentemente el bloque oficialista no tiene compromiso con el Gobierno".

Comentá la nota