Revés de SEO en juicio millonario contra Capital

Una jueza dice que dejó vencer plazos y la demanda se cayó. La firma apeló.
Por ahora, en la Capital respiran aliviados. La Justicia Civil de primera instancia dio por caído el juicio por 10 millones de pesos que la empresa SEO, ex concesionaria del estacionamiento tarifado, le inició al municipio en el 2003 por no poner los inspectores que hacían falta para controlar el servicio. La firma privada tenía posibilidades de ganar, pero dejó vencer plazos para corregir un defecto en la demanda y por una cuestión de forma, al menos por el momento, todo quedó en la nada. El reclamo de la empresa es por daños y perjuicios y apeló ante la Cámara Civil, por lo que el fallo no quedó firme. En la gestión de Marcelo Lima siguen de cerca el proceso, porque dicen que si prospera generaría una deuda heredada que complicaría las finanzas.

La resolución fue dictada en el mes de junio, pero recién trascendió ayer. A pocos días de que la Capital ponga en marcha un nuevo sistema tarifado de estacionamiento, que estará a cargo del municipio y no de un privado. En el escrito, la titular del Juzgado Civil Nº 1, Rosalba Marún de Sobelvio, asegura que SEO dejó vencer los cinco días que le dio la Cámara Civil para subsanar la demanda: consistía en cuantificar expresamente el monto que le reclama al municipio. Y bajo ese incumplimiento, dio por caído el planteo.

Según fuentes judiciales, la ex concesionaria del estacionamiento en el centro capitalino debía consignar la cifra del dañó para que el municipio supiera de qué se defendía, pero lo hizo a destiempo. Al parecer, en lugar de contar los cinco días desde que recibió la notificación de la Cámara Civil, lo hizo desde que el expediente volvió al juzgado de Marún y ya era tarde.

Al menos en primera instancia, según las fuentes, SEO perdió la posibilidad de un resarcimiento económico por un error propio de cálculo y no por el planteo de fondo, es decir el incumplimiento del municipio. Y para peor aún, hasta en los pasillos de la Capital reconocían en voz baja que la empresa tenía chances de ganar y que era muy difícil zafar.

La demanda de SEO ingresó en el año 2003, bajo la gestión del ex intendente Alfredo Avelín Nolléns. Se basa en que el incumplimiento de esa administración le habría ocasionado un perjuicio económico de unos 10 millones de pesos, porque no había quién controlara que los automovilistas pagaran por estacionar como contemplaba el contrato. El planteo dice que la recaudación se vino abajo drásticamente y los ingresos de la empresa también.

En la Capital son cautos y prefieren esperar a que exista una sentencia definitiva. Resta saber qué hará la Cámara Civil. Si le da la razón a la jueza, el planteo pasará a archivo y la empresa deberá pagar las costas. De lo contrario, el juicio seguirá. Aunque en el primer caso, podría existir la posibilidad de una nueva demanda, aseguraron las fuentes.

Sin embargo, por lo pronto, la noticia les quita presión de encima. Sucede que el reclamo del SEO, sin costar costas, es equivalente a algo más de tres coparticipaciones mensuales que llegan al municipio de la provincia -cada una de 3,2 millones- y poner esa plata por un juicio, implicaría descuidar otros gastos.

El reclamo de la empresa viene a ser el corolario de la tortuosa relación que mantuvo con el municipio desde que se hizo cargo del estacionamiento, en 1999. Relación que se terminó en marzo del 2005, cuando el por entonces intendente, Enrique Conti, rescindió el vínculo, y se generó una nueva polémica (Ver aparte). Entre otras cosas, demostró que la concesionaria nunca pagó la totalidad del canon de 200 mil pesos mensuales que le exigía el contrato.

Comentá la nota