Revelarán el estado de las cuentas de los bancos

Revelarán el estado de las cuentas de los bancos
El gobierno de Barack Obama elabora planes para difundir el estado de los 19 bancos más importantes del país, según revelaron altos funcionarios de la administración, cuando se intenta restaurar la confianza del sistema financiero sin turbar a los inversores. El gobierno norteamericano decidió revelar algunos detalles sensibles de las "pruebas de tensión" realizadas a los bancos luego de llegar a la conclusión de que el hecho de mantener los hallazgos en secreto podría hacer que los inversores huyan de las instituciones financieras más débiles.
Los funcionarios no aclararon demasiado cuánto pretenden revelar -o alentar a los bancos a revelar- sobre cómo piensan capear en los próximos dos años las difíciles condiciones económicas. Como resultado, el hecho de revelar qué bancos son más vulnerables encierra todavía el riesgo de hacer lo que los funcionarios buscan evitar. La decisión de realizar estas pruebas pone de manifiesto el delicado acto de equilibrio por parte del gobierno, que gastó cientos de miles de millones de dólares para estabilizar a los bancos. Pese a señales de mejoría en el sistema financiero, a muchos economistas les preocupa todavía el hecho de que los bancos se vean sobrecargados aún de activos tóxicos derivados del colapso inmobiliario. En tiempos normales, los reguladores no revelan los resultados de estas pruebas a los bancos por temor a provocar corridas bancarias o estampidas en el mercado.

La decisión habría tenido su origen, en parte, en que la firma de inversiones Goldman Sachs este martes vendió exitosamente 5.000 millones de dólares en acciones y declaró que usaría lo recaudado y otro capital privado para pagar los 10 mil millones que aceptó del gobierno en octubre pasado. La medida de Goldman Sachs fue vista como una forma para revelar a los mercados la confianza de la empresa de que aprobaría la prueba con un sobresaliente. Esto presionó a otras instituciones a hacer lo mismo, o arriesgarse a que los inversores piensen que están mucho peor. La movida presiona también al gobierno a decidir cuáles son las condiciones que se aplicarán a las instituciones que devuelvan los fondos del rescate.

Comentá la nota