Revelan que un ministro de Correa tenía lazos con las FARC

Un estudio realizado por una comisión independiente evidenció que el entonces ministro de Seguridad, Gustavo Larrea, ahora fuera del gobierno ecuatoriano, tuvo vínculos con la guerrilla y mantuvo encuentro con ella tres semanas antes del ataque colombiano donde murió Raúl Reyes
El tema ha sido sistemáticamente negado por Larrea, que solo reconoció reuniones con Reyes con fines humanitarios y no en territorio ecuatoriano.

La Comisión de Transparencia y Verdad Angostura, creada en marzo por el gobierno de Correa hasta, indicó que según sus investigaciones "las FARC y el narcotráfico han logrado penetrar varias instancias de los organismos políticos, judiciales, culturales y sociales".

"De ninguna manera el informe pretende ser exhaustivo, abre caminos de muchos asuntos que tendrán que seguir siendo investigados por las autoridades respectivas, pero es lo suficientemente explícito, claro y transparente", dijo en rueda de prensa Francisco Huerta, coordinador y vocero del grupo.

Sobre el ataque a Angostura, el informe señaló que existen "indicios" de apoyo de inteligencia electrónica para Colombia desde la base ecuatoriana de Manta, donde desde 1999 hasta septiembre pasado operaron efectivos estadounidenses en tareas antinarcóticos.

"En el caso de Manta lo territorial en cuanto a soberanía no era lo más importante, sino la cantidad de información e inteligencia electrónica que se generaba sin que el país (Ecuador) tenga acceso a la misma", señaló el informe, al añadir que esa "inteligencia estratégica procesada desde la Base de Manta fue fundamental para el seguimiento y ubicación de Raúl Reyes como blanco prioritario para el gobierno de Colombia".

La embajadora de Estados Unidos en Quito, Heather Hogdes, negó que las aeronaves de su país en Manta haya tenido "capacidad para realizar una misión de este tipo", en referencia al ataque.

Huerta aseguró que "por decreto no judicializamos, pero sí nos interesa dejar claro: hay vinculados, que pertenecieron al gobierno de Rafael Correa, con el tema de las FARC", en referencia directa que se hace en el informe a Larrea, quien fue ministro de Correa, primero de Gobierno y más tarde de Seguridad.

El estudio confirmó vínculos entre las FARC y un ex subsecretario de Larrea, José Ignacio Chauvin, quien había confesado que se reunió siete veces con Raúl Reyes con fines humanitarios.

"No puede decirse bajo ninguna sospecha que hay vínculos del gobierno nacional con las FARC, funcionarios de su gobierno en algún momento sí", afirmó Huerta.

Citando investigaciones policiales, la comisión escribe que esas informaciones "determinaron que Gustavo Larrea viajó al campamento de Angostura el 7 de febrero del 2008", tres semanas antes del ataque.

El bombardeo colombiano a la base guerrillera instalada clandestinamente en Angostura, cerca de la frontera, dejó 25 muertos, incluido Reyes, y provocó que Quito rompiera sus relaciones diplomáticas con Bogotá el 3 de marzo del 2008.

Tras 20 meses, Colombia y Ecuador restauraron hace poco sus relaciones diplomáticas a nivel de encargados de negocios.

El ministro de Seguridad, Miguel Carvajal, descartó previo a la difusión del informe, que el mismo pudiera afectar nuevamente las relaciones con Colombia.

Comentá la nota