"Se revalorizó mi gestión como intendente ante el déficit actual".

El ex intendente Héctor Cavallero, colector el domingo de 65.806 votos, destacó su triunfo en la interna pero también que el PJ (con casi 172.800) haya resultado el partido más votado
—¿Por qué ganó cómodamente la interna?

—Varios factores. Nuestra lista del Frente para la Victoria llevaba una pluralidad en su armado (sectores justicialistas que responden a Agustín Rossi, el Movimiento Evita, un sector del radicalismo de Juan Silvestre Begnis, María Eugenia Bielsa, el Partido Intransigente y nuestro partido) en pos de grandes objetivos que hay que tratar de ampliar. Segundo: le apuntamos a temas que esta administración socialista que se está agotando no afronta por falta de creatividad; cuestiones para los próximos 50 años: el transporte, el tránsito, la inseguridad, el trabajo. En Rosario hay que definir con la provincia y la Nación proyectos como los trenes de cercanías (a San Nicolás, San Lorenzo, Cañada de Gómez, Casilda), el estacionamiento subterráneo, las cloacas para toda la ciudad junto con el pavimento definitivo. Tercero, creo que hubo una revalorización de mi gestión como intendente, de 1989 a 1995. La gente compara: usted va a Nuevo Alberdi, barrios Belgrano, Plata, Hume y tantos otros y la gente le dice que el pavimento se hizo en el año 92, 93 o 94 y a partir de allí, nada. Antes el transporte se metía dentro de los barrios, hoy va por las líneas troncales y hay que caminar siete a 10 cuadras. Antes funcionaba las 24 horas, ahora el servicio nocturno se reduce y en otros casos se anula. Hay un tremendo voto castigo al oficialismo producto de la falta de respuesta a problemas de la vida diaria. Si usted toma los resultados de la seccional 11ª en adelante, sacando la 12ª donde empatamos, la 13ª que perdimos por pocos votos, la 15ª y la 16ª, en el resto nuestra lista le ganó a Clara García. Ocurrió en la 11ª (zona sur), en la 14ª (barrio Belgrano y La República), la 17ª (Fisherton), la 18ª (zona sur), la 19ª (la más extensa de la zona oeste), la 21ª y la sub 1ª (Empalme Graneros) y en la sub 2ª (Nuevo Alberdi). Es el testimonio de que se ha castigado una acción municipal que he calificado en el mejor de los casos como deficiente.

—Pero qué raro ya que el 28 de junio, en la elección de legisladores, en todas ganó el socialismo con Rubén Giustiniani.

—Si. Vamos a poner en claro: esto fue una interna abierta, no se pueden extrapolar los resultados para una general. El 27 de setiembre otras cuestiones rondarán la cabeza de la gente. Lo del domingo nos gratifica, nos fortifica de cara a setiembre pero ese mes se van a jugar otros elementos.

—¿Y cuál será el desenlace?

—Avizoro que tenemos por delante un desafío. Si seguimos ampliando la pluralidad del espacio político, incorporando a empresarios, trabajadores, profesionales, técnicos, vecinalistas, vamos a fortalecer la base se sustentación. Percibo un mensaje de la gente y es: "Si se unen, plantean un programa común y trabajan en serio pueden ganar". En términos futbolísticos, tenemos la pelota en el campo de juego nuestro y para hacer el gol debemos obrar con inteligencia y generosidad.

—¿Le gusta cómo quedó conformada la lista que será encabezada por usted y según el resultado del domingo?

—Mucho, estoy entusiasmado. Están mi experiencia, la juventud de un hombre como Diego Giuliano que ha hecho un buen papel en el centro (N de la R: Giuliano superó a Cavallero en las seccionales 1ª, 2ª y 3ª); tercera Norma López, activísima militante y periodista, Osvaldo Miatello que ha sido un muy buen concejal, Eduardo Toniolli que representa a jóvenes luchadores por causas sociales y políticas, sexta una compañera con pertenencia al sindicato de la carne, Nidia Caserio, y séptimo un joven abogado de barrio Ludueña, Claudio Piancatelli. Me parece que tenemos una de las mejores listas y que se olviden de que cómo harán para ponerse de acuerdo un kirchnerista con un reutemista con un obeidista. Coincidimos en bregar por la justicia social que en el ámbito municipal se traduce en igualdad de acceso a las obras y servicios públicos; en el cuidado del medio ambiente y en la inversión en infraestructura para la convivencia armónica de los ciudadanos. Coincidimos en eso y no tenemos un roce entre nosotros porque hicimos una campaña inteligente confrontando propuestas, no descalificando a las personas.

—¿Se va a reunir con Giuliano y Miatello?

—Ya estuve con Giuliano hoy (por ayer). Nobleza obliga decir que recibí el llamado de todos los candidatos del PJ; Giuliano, Miatello, José Luis Imhoff, Marcos Cleri, Chacho Carnavale, Miguel Bondi, Rubén Cimino, Pedro Cerutti. Todos se han puesto a disposición.

—Está el antecedente de 2005 cuando la lista finalmente conformada por Miatello y Daniel Peresotti obtuvo en la general un resultado peor que en la interna.

—Pero aquella vez hubo una confrontación muy grande que luego impidió trabajar mancomunados. No pasa eso ahora. Repito: esto fue una interna, para la general la gente hará otras evaluaciones y nada nos asegura un triunfo.

—¿Va a exigir un debate público entre Clara García, el radical Jorge Boasso y usted?

—Quiero el debate y que se dé la posibilidad de discutir propuestas. Cuando fui candidato a intendente dos años atrás el oficialismo, el ingeniero (Miguel) Lifschitz se negó ha hacerlo. Ya había un nivel para ocultar que las cuentas municipales estaban en una situación grave. Espero que ahora se acepte la discusión y poder abordar el funcionamiento de la Municipalidad, la evolución de las cuentas, cuáles son los planes en obras y servicios y cuáles los proyectos para la ciudad del futuro. Somos civilizados y el debate le hará muy bien a la población antes de la elección.

Comentá la nota