"Reutemann es responsable del desfinanciamiento provincial"

Así lo indicó el secretario de Finanzas Públicas de la Provincia de Santa Fe, Carlos Fernández, quien denunció que por los pactos fiscales que firmó el senador sólo en 2008 Santa Fe no percibió $ 1.944,9 millones.
Una de las principales promesas de campaña de Carlos Reutemann es trabajar desde el Congreso por una nueva ley de coparticipación federal. No obstante, son varios los funcionarios del Poder Ejecutivo santafesino y los candidatos del Frente Progresista que denunciaron que fue el ex gobernador el que permitió, mediante la firma de los pactos fiscales y de otras leyes, "resignar importantísimos recursos provinciales a favor del Tesoro Nacional y posibilitar el constante desfinanciamiento de los gobiernos municipales y comunales".

Según un estudio realizado por el Ministerio de Economía de Santa Fe, sólo en 2008 por los efectos de los compromisos y normas nacionales suscriptas durante las administraciones de Carlos Menem y Eduardo Duhalde -avaladas por las gobernaciones del Lole- el Estado santafesino se quedó sin percibir 1.944,9 millones de pesos. Con los números sobre la mesa, al legislador del PJ le endilgan responsabilidad en las perjudiciales "detracciones de la masa coparticipable" que sufre la provincia y su correlato con las localidades.

Diario UNO consultó al senador de Santa Fe Federal cuánto de razón tiene el oficialismo al manifestar que los bajos niveles de coparticipación que recibe la provincia son producto de los pactos fiscales que firmó. Con un claro gesto de molestia, Reutemann respondió: "La verdad es que estamos volviendo a si Juan de Garay llegó a Cayastá o llegó a Santa Fe, muchachos (...). Y si volvemos para atrás entramos en la vida de si anda con una, si tiene una amante, si es menemista, si es kirchnerista; la verdad es que entramos en un barrial, es barro muchachos".

En ese sentido, para el secretario de Finanzas Públicas del Ejecutivo local, Carlos Fernández, la evasiva del candidato a senador oculta su responsabilidad y participación en los millonarios descuentos a las arcas públicas provinciales, municipales y comunales.

"Desde la firma del primer pacto fiscal que se produjo en 1992, la provincia comenzó a resignar recursos, concretamente el 15 por ciento con destino a Anses y sumas fijas, que al ser los municipios y comunas partícipes de la recaudación nacional, cada vez que la provincia resignó recursos ellos también sufrieron el desfinanciamiento. Esto tenemos que recordarlo porque como aún subsisten todos los pactos y todas las leyes especiales que detrajeron fondos de coparticipación, no estamos hablando de historia antigua como dice Reutemann, sino de lo que pasa hoy", manifestó.

Con el objetivo de recuperar parte de lo que se detrae a Santa Fe, Carlos Fernández recordó que la actual gestión de Hermes Binner presentó una "reclamación administrativa" ante el Ministerio de Economía de la Nación y la Procuración del Tesoro Nacional para solicitar, formalmente, el reintegro de más de 1.200 millones de pesos retenidos "inconstitucionalmente" por el denominado impuesto al cheque, que tras finalizar la emergencia económica nacional el 19 de diciembre de 2006, el gobierno argentino se sigue quedando con un 70 por ciento de lo recaudado por el impuesto a los créditos y débitos bancarios.

No asume responsabilidades

Otra crítica del funcionario santafesino a Reutemann consiste en la adhesión de Santa Fe al Acuerdo de 2002. Al respecto, explicó que en términos históricos, en el artículo 7º de la ley 23.548 -sancionada en 1988- la Nación garantiza a las provincias un monto mínimo a distribuir que es el 34 por ciento de la recaudación de todos los recursos tributarios nacionales, tengan o no el carácter de coparticipables (es decir que en el monto total deberían incluirse, por ejemplo, las retenciones).

Pero al suscribir el ex gobernador el mencionado acuerdo, el Poder Ejecutivo de entonces aceptó "dejar sin efecto todas las garantías" de coparticipación preexistentes. Esto significó que la provincia permitiera que el cálculo de ese 34 por ciento surja solo la recaudación de los recursos tributarios coparticipables, con lo cual también debilitó un eventual reclamo del Estado santafesino a cobrar un mayor porcentaje. Por su parte, la provincia de San Luis fue la única jurisdicción que no suscribió dicho pacto, por lo que se le reconoce la diferencia entre lo percibido y aquella cláusula de garantía.

-¿Qué valoración política hace de los dichos de Carlos Reutemann, que le resta importancia a la firma de los pactos fiscales?

-Creo que Carlos Reutemann cree que se lo recuerde en dos instantes, cuando era automovilista y con el rechazo a la Resolución 125, y en el medio no se asume nada. No se asumen las responsabilidades en la privatización del Banco Provincial de Santa Fe y la liquidación del Banco Santafesino de Inversión y Desarrollo; no se asume el desguace de la Empresa Provincial de la Energía y no se asume la privatización del servicio de aguas y cloacas. Así hay una gran cantidad de hechos políticos que no quiere recordar pero de los cuales se tiene que hacer cargo.

"Hay una serie de resignaciones que hicieron los gobiernos provinciales a lo largo de la década del 90 y en el 2002 que tienen un fuerte impacto en las finanzas de la provincia y de los municipios y comunas el día de hoy", añadió el secretario provincial.

El peso sobre las localidades

El secretario de Finanzas Públicas también recordó que los mayores perjudicados por las decisiones que tomó el binomio Carlos Reutemann-Juan Carlos Mercier (ex ministro de Hacienda) recayó en las administraciones locales.

"Apoyados en el Pacto II del año 1993 (Pacto Federal-decreto 1.807/93), se resignaron recursos provinciales provenientes de los impuestos conocidos como ley de Sellos y ley 5.110, ambos no coparticipables a municipios y comunas. Sin embargo, para cubrir el bache generado por la resignación de esos recursos, se descontaron a todas las localidades una parte de la coparticipación del Impuesto sobre los Ingresos Brutos. Esa situación se prolongó desde 1994 hasta 2007 inclusive", expresa el informe del Ministerio de Economía.

"A partir de 2008 -continúa-, y en virtud de la sanción de la ley que en su oportunidad presentó el entonces senador Carlos Fascendini (FPCyS), el gobierno actual transfiere -sin ningún tipo de detracción-, el porcentaje de ley sobre la coparticipación del Impuesto sobre los Ingresos Brutos, por primera vez en 14 años (y que es el 13,4372 por ciento)".

En ese contexto, desde la salida de la crisis 2001-2002, el monto de la desfinanciación a municipios y comunas por los conceptos señalados, ascendió a 181,08 millones de pesos en el período 2003-2007 (a precios corrientes). De igual forma, y basados en una interpretación del mismo Pacto del 1993, se aplicaron "techos", porcentajes máximos de reparto y detracciones a la masa coparticipable del Régimen Federal de Impuestos, que significaron para el mismo período 2003-2007 y también a valores constantes, el monto total de 284,06 millones de pesos que no se transfirieron a los pueblos y ciudades santafesinas.

"En aquellos años, la provincia descargó sobre los municipios y comunas el peso de la crisis de los últimos tiempos, estableciéndoles techos y topes de reparto de coparticipación, eso determinó hoy el reclamo de alrededor de 100 pueblos y ciudades", dijo Fernández en diálogo con Diario UNO.

-¿Y entre esos reclamantes hay administraciones justicialistas?

-Claro, la gran mayoría. Y no cumplir con ese 13,4372 por ciento de coparticipación (de Ingresos Brutos) determinó el reclamo de municipios y comunas, que le exigen al gobernador Binner que devuelva los dineros que ilegítimamente, porque así lo dice textualmente el pedido, le despojó el gobierno de Carlos Reutemann. Entonces, como dicen los abogados: "A confesión de parte, relevo de pruebas".

Esa interpretación del Pacto Federal de 1993 se pretendió legitimar a través del decreto provincial 3.113/02, firmado por el entonces gobernador Carlos Reutemann, que alteró las pautas de coparticipación vigentes (no pagar el 13,4372 de Ingresos Brutos) en lo que hace a la distribución y asignación de fondos a municipios y comunas.

"Indudablemente ya no hay más nada que debatir cuando los propios intendentes justicialistas, incluso integrantes de la lista de diputados nacionales que encabeza en la categoría de senadores Carlos Reutemann, están diciendo que durante los gobiernos de ex gobernador fueron (las localidades y la provincia) ilegítimamente despojados de recursos y que el actual desfinanciamiento de los municipios comienza en 1993. Creo que ahora con el decreto, firmado por el doctor Binner sobre libre acceso a la información pública, se puede conocer todo lo actuado desde aquella época", dijo Fernández.

Asimismo, el Ministerio de Economía indicó que al igual que con la coparticipación del Impuesto sobre los Ingresos Brutos, que desde el año pasado el actual gobierno del Frente Progresista, Cívico y Social también participa plenamente a los municipios y comunas, por primera vez en 14 años se respeta el Régimen de Coparticipación Federal de Impuestos. "En síntesis, el desfinanciamiento a las localidades santafesinas, entre 2003 y 2007, ascendió a 465,14 millones de pesos", dice el estudio comparativo de la cartera ministerial.

"Podemos asegurar, entonces, que la mayor parte de los superávits acumulados por la provincia desde la crisis del 2001-2002 tuvo su origen, no «en el manejo responsable de las cuentas» (que es lo que plantea el PJ), sino en el metódico desfinanciamiento de los gobiernos locales, en virtud de decisiones adoptadas durante 1993 por Reutemann-Mercier", añade el estudio. Por último, la no coparticipación plena de la recaudación del Impuesto sobre los Créditos y Débitos Bancarios (años 2001-2002), originó un desfinanciamiento adicional a las localidades de otros 94,05 millones de pesos, solamente en 2008. (Diario Uno)

Comentá la nota