Reutemann paseó por Rosario y cerró en Rufino: "Gano por cinco puntos"

Carlos Alberto Reutemann cerró su campaña en el departamento General López, al sur de la provincia, más concretamente en Rufino, luego de un raíd que lo paseó por Villa Mugueta, Firmat, Elortondo y Venado Tuerto, entre otras localidades.
Luego de sentir el mediodía rosarino, participando de las últimas entrevistas de tevé en "De 12 a 14" y Canal 5, el Lole partió hacia el sur provincial acompañado de su esposa, Verónica Ghío. En todas las consultas, insistió que el domingo se impondrá "por cinco o seis puntos, como mínimo", frente a su principal rival Rubén Giustiniani.

El senador y candidato a la reelección se mostró optimista y de buen humor en el tramo final de la campaña. "Me parece que encendimos las turbinas y nos despegamos", graficó frente a LaCapital. En los dos canales de Rosario aceptó hablar de porqué fue al programa de Tinelli ("es un exitoso de la televisión aunque a mí me gustaba más el estilo de Tato Bores", explicó) y de cómo surgió el hit de la cumbia "El Lole senador".

"Sé que los pibes la cantan y a mí me pone bien. Qué problema hay", expresó.

Volvió a mostrar su disgusto por la campaña "agresiva y difamatoria desplegada por el socialismo" y una vez más se puso en víctima. Dijo que el problema de los santafesinos es la inseguridad y que el gobernador Hermes Binner hizo poco al respecto. Y se anotó en la grilla de los presidenciables junto a los actuales gobernadores Gildo Insfrán, Mario Das Neves, José Luis Gioja y el propio ex presidente Néstor Kirchner.

Reutemann, en el último día de campaña, dejó que lo sigan Roxana Latorre, segunda candidata a senadora; Ricardo Spinozzi, titular del PJ santafesino y senador por General López; Alejandra Vucasovic, diputada provincial, y Carlos Cardozo, jefe de prensa. También subió a su Volkswagen Passat a algunos periodistas, en ciertos tramos, para hacer las notas mientras iba al volante. En esos casos, su esposa pasaba al asiento trasero.

"El Frente Progresista deberá dar cuenta de la cantidad de dinero que gastó en la campaña publicitaria. Fue una maquinaria infernal de publicidad", se quejó.

"Yo tuve dos compañas contra Horacio Usandizaga, que es una persona vehemente, pero nunca se despertó la agresividad de ahora", aseguró.

"Es muy malo para la política y aisla más a la gente", opinó.

En Venado Tuerto, Reutemann fue acompañado hasta el salón que guarda al auto de TC que supo conducir Marcos Ciani, ídolo fallecido en 2007. La visita del Lole a Ciani, cada vez que visitaba Venado, siempre estuvo presente.

El Lole habló sobre la grilla de presidenciables que podrá dejar la noche del domingo, pero fue contundente al decir que "si alguien el 29 viene a hablarme sobre la campaña para el 2011 la verdad que no lo voy a escuchar. Lo mejor que podemos hacer es ponernos a buscar soluciones en materia de trabajo, seguridad, salud y cómo podemos mejorar la siembra de trigo, que viene floja, y los tambos que se cierran en Santa Fe".

Sobre su contrincante Giustiniani fue irónico tras sostener que "no sabemos quién es el candidato porque en la publicidad se ven dos hombres (por Binner y Giustiniani) y uno de ellos no va a estar en la boleta".

Sobre su estilo locuaz, distante de la parquedad de antes, dijo en Venado que "la explicación es sencilla. La operación que me hizo el doctor Roberto Villavicencio en Rosario me cambió la vida y por eso estoy mucho mejor".

¿No será el amor?

Comentá la nota