"Reutemann es el pasado y tiene un enorme rechazo en Santa Fe"

"Reutemann es el pasado y tiene un enorme rechazo en Santa Fe"
Asintió y lo hizo. Al gobernador Hermes Binner le preguntaron si se metería en la campaña legislativa nacional para el 28 de junio. No sólo respondió afirmativamente sino que, con una locuacidad poco frecuente en su estilo, explicó por qué hay que votar por el candidato oficialista Rubén Giustiniani. "Para que la provincia tenga una defensa real en el Senado", justificó.
Ayer, al conversar con la prensa en la Casa Gris luego de poner en funciones en el Salón Blanco a la nueva síndica general de la provincia, Carina Aragona (ver aparte), el mandatario socialista dejó en claro que no será prescindente en la puja proselitista.

Criticó fuertemente al candidato opositor Carlos Reutemann, a quien acusó de haber sido "absolutamente menemista, después antimenemista y se hizo kirchnerista, pero ahora es antikirchnerista. ¿Queremos chocar por tercera vez con la misma piedra?, choquemos, pero no esperemos nada. Del silencio no se logra nada", advirtió.

—¿Usted se va a meter de lleno en la próxima campaña electoral?

—Por supuesto, porque tiene que ver con el Senado de la Nación. Nosotros estamos llevando adelante políticas de cambio en la provincia de Santa Fe y queremos que se transfieran al Senado de la Nación. No nos interesa meternos en aquellas situaciones en que se han firmado pactos donde Santa Fe perdió. Queremos que haya pactos en los que Santa Fe vuelva a ganar. Y, ¿cómo recuperamos esto?, con políticas nuevas.

—¿No piensa que podrían perder las elecciones?

—También podemos perder, claro. Es como un partido de fútbol; también pueden perder Unión o Colón.

—¿Quién perdería, Giustiniani o Binner?

—Giustiniani, Binner y los santafesinos. Porque lo que estamos haciendo en Santa Fe es reduciendo la mortalidad infantil, un 20 por ciento más de educación secundaria, volviendo a la movilidad jubilatoria, porque ellos (los gobiernos justicialistas) le habían reducido el 13 por ciento. Todo esto tenemos que llevarlo al gobierno de la Nación. Podemos perder, pero creo que vamos a ganar porque la gente se va a dar cuenta de que todo lo que logramos en Santa Fe es una ventaja extraordinaria para los santafesinos y tenemos que consolidarlo a nivel nacional. Hemos visto inundaciones y no pasó nada, hemos visto disminución de los salarios de los trabajadores públicos y tampoco, hemos visto que las jubilaciones siempre se han manejado en contra de la ley de movilidad y no dijimos nada. Hoy estamos viendo un avance en Santa Fe y este avance está fundado en un gran cambio, por eso apelamos a las santafesinas y santafesinos a que vean la historia y a que vean lo que hemos hecho nosotros. Tenemos una historia de trabajo que se inició como concejal, luego secretario de Salud Pública, intendente de Rosario y ahora, como gobernador, en la que seguimos defendiendo los intereses de la provincia. Hay otros que fueron absolutamente menemistas, apoyaron todas las leyes de entrega del menemismo, después fueron antimenemistas, se hicieron kirchneristas, ahora son antikirchneristas. ¿Mañana qué van a ser? Tiene que haber una coherencia en la democracia porque eso nos va a ayudar también a vivir mejor.

—El 28 de junio se elige entre Binner y...?

—El 28 de junio el candidato es Giustiniani. Nosotros queremos que gane Giustiniani para (defender) en el gobierno de la Nación, particularmente en la Cámara de Senadores, a lo que tiene derecho Santa Fe. No olvidemos que en este lugar se constituyó la Argentina, y qué dice la Constitución: que las provincias son preexistentes a la Nación, y que la defensa de las provincias se hace en el Senado a través de su representación territorial. Nosotros queremos que esa defensa sea real. No una defensa en la que no hablen, no digan nada, no tengan un proyecto. Fíjense en los antecedentes. En los proyectos que presentó uno y el otro. Son diferentes. Los proyectos que presentó uno entran en un anotador de números telefónicos, los que presentó otro, en un libro. Cuando les tocó defender a Santa Fe, la entregaron con el pacto fiscal. Por eso, para nosotros, que estamos trabajando en el cambio, no es lo mismo el resultado electoral del 28 de junio. Podemos ir para atrás o para adelante. Para atrás, ya lo conocemos, ya fue, ya estuvo. ¿Queremos chocar por tercera vez con la misma piedra?, choquemos, pero no esperemos nada. Del silencio no se logra nada. Del futuro podemos hablar pero el pasado ya está escrito. Podemos revisar los libros y los diarios, meternos en el Google. Si queremos volver al pasado, ya saben a quién votar; pero si se quiere votar una esperanza, también sabemos a quién votar.

—Las encuestas hablan de una ventaja a favor de Reutemann.

—Las encuestas hablan de mayor intención de voto para Reutemann, pero también hablan de un gran rechazo a su figura y de un gran desconocimiento sobre Giustiniani. El rechazo nunca vuelve para atrás; en cambio, el desconocimiento se puede volver conocimiento. l

Comentá la nota