Reutemann o Macri, el dilema del PJ disidente.

Los antikirchneristas buscan un candidato sólido para 2011.
Envalentonados con el resultado electoral que dejó a Néstor Kirchner ante una devastadora derrota, el peronismo disidente comenzó a armar en todo el país lo que se denominará Mesa Justicialista Federal. No será otra cosa que una gran liga de gobernadores y dirigentes de peso de todas las provincias, unidos por un mismo objetivo: reconstruir el PJ y armar una estrategia política con la mira puesta en los comicios presidenciales de 2011.

Este plan tiene claros referentes nacionales, pasos concretos por seguir y una disyuntiva central hacia el final del camino, que será definir la construcción de una candidatura presidencial entre Carlos Reutemann y Mauricio Macri.

Según revelaron a LA NACION referentes del PJ disidente, existen claras intenciones de armar una amplia masa crítica de aquí a fines de año. Y sólo en los primeros meses de 2010 comenzar a establecer un frente legislativo y el armado de programas de gestión.

"El objetivo prioritario es mostrar un peronismo unido y antikirchnerista puro", se sinceró el electo diputado por Misiones Ramón Puerta. El nuevo mapa de este peronismo disidente se completaría con Juan Carlos Romero, en Salta; Miguel Angel Toma, en la Capital; Felipe Solá y Francisco de Narváez, en Buenos Aires; Juan Schiaretti, en Córdoba; Jorge Busti, en Entre Ríos; Mario das Neves, en Chubut; Carlos Verna, en La Pampa; Carlos Snopek, en Jujuy; Carlos Iturre, en Santiago del Estero, y los intendentes de Chaco, Tucumán y Formosa que jugaron en contra de Kirchner el domingo.

Todos estos intentarán rearmar la vieja liga de gobernadores y dirigentes del PJ, que funcionó durante los años del menemismo como una malla de contención de un proyecto presidencial. La incógnita de todo este armado es qué hará Eduardo Duhalde. Se sabe que quiere rearmar el PJ y no dejó de hablar con los intendentes del conurbano que jugaron en contra de Kirchner o aquellos que perdieron en las elecciones. Pero no queda claro hasta qué punto Reutemann, Macri o Solá están dispuestos a acordar con el ex caudillo bonaerense.

"Duhalde debe ser uno más en esta nueva mesa del peronismo nacional porque su imagen está muy desgastada y ya no está en condiciones de conducir a todos", sentenció a LA NACION un destacado referente del PJ que se mueve activamente en el armado antikirchnerista.

Diálogos

Romero y Puerta ya entablaron diálogos con Macri, De Narváez y Solá para rearmar el PJ bonaerense y en esas charlas no apareció Duhalde. Romero ya había expresado hace unos días que "hay un solo peronismo que está trabajando a pleno para 2011; lo otro es kirchnerismo que sólo tiene el escudo y la sigla y es parte del pasado".

La estrategia política del PJ disidente se prevé en por lo menos cuatro etapas:

* Armar un interbloque parlamentario en el Senado y en la Cámara de Diputados con los legisladores que ya estaban y los que arribarán el 10 de diciembre. En este caso, se propondrá una agenda legislativa común cuyos ejes serán la coparticipación, la derogación de los superpoderes y la baja de las retenciones.

* Establecer una mesa federal que unifique a todos los dirigentes en las provincias y que actúe como herramienta de presión para la Casa Rosada, por medio de los gobernadores o dirigentes de peso del PJ. Esta mesa también organizará recorridas de dirigentes nacionales por todo el país para sumar voluntades. Es cierto que en algunos distritos dirigentes como Busti, Schiaretti, Puerta o Romero lograron incorporar legisladores en el Congreso, pero no ganaron los comicios y ello podría jugarles en contra.

* Exigir al titular del PJ nacional, Daniel Scioli, la convocatoria a elecciones internas para elegir autoridades partidarias y eliminar las actuales autoridades que fueron puestas por el kirchnerismo.

* La última etapa quizá sea la más delicada, y tiene que ver con la construcción de una candidatura presidencial. Habrá que ver cómo se articulan los intereses de Macri y los de Reutemann. En caso de que haya acuerdos con Macri se tratará de armar un frente de partidos y, si no se logra un acuerdo por ese lado, el PJ como partido se atará directamente a la candidatura de Reutemann. Este es un tema que ninguno de los dirigentes hoy quiere evaluar porque sabe que generará rispideces.

Por el momento, sólo se conforman con soñar con un peronismo unido. Los entusiasma el reciente resultado en las urnas y el fuerte sentimiento antikirchnerista.

Los articuladores

JUAN CARLOS ROMERO

Senador por Salta

* Es uno de los principales impulsores de un peronismo antikirchnerista que pueda presentar una candidatura presidencial sólida.

RAMON PUERTA

Diputado electo por Misiones

* Tiene buenos lazos con Macri y no descarta que los candidatos triunfadores de Unión Pro se sumen al plan del peronismo en 2011.

Comentá la nota