Reutemann lidera los sondeos, pero el socialismo confía en el efecto Binner.

A tres semanas de las elecciones, el candidato peronista encabeza por doce puntos la preferencia del electorado, según una medición de Management & Fit. Su alto nivel de conocimiento y su vinculación con el campo son sus principales ventajas. Pero el socialismo, su rival directo, parece haber recortado en parte la diferencia a partir de que el gobernador, Hermes Binner, se cargó la campaña al hombro en apoyo a su candidato, Rubén Giustiniani. Lejos queda el kirchnerismo, de la mano de Agustín Rossi. Casi el 57 por ciento de los santafesinos apoya que el Lole dispute la Presidencia.
En 21 días, Santa Fe elegirá legisladores nacionales, gestará el embrión de la próxima batalla política por la Casa Rosada y tendrá en sus tierras a uno de los próximos precandidatos presidenciales para 2011. El socialismo y el reutemismo, principales fuerzas de la provincia, lo saben mejor que nadie y aseguran que el voto del campo será definitorio en esa pelea.

Como dice la prédica electoralista de Néstor Kirchner, estas tierras fértiles, ahora aplastadas por la sequía y la crisis, también se debaten entre dos modelos: el socialista o el justicialista.

Una encuesta de la consultora Management & Fit, realizada entre 1.200 casos entre el 1º y el 3 de junio, señala que el senador Carlos Reutemann (Santa Fe Federal) ganará la elección a senadores con el 33,6 por ciento de los votos, seguido por el candidato del gobernador Hermes Binner, Rubén Giustiniani (Frente Progresista, Cívico y Social), con el 21,5 por ciento de intención de voto.

"Nuestros sondeos dicen que estamos empatados en 39 puntos cada uno", dicen los socialistas en Santa Fe, y admiten que el caudal de votos comenzó a escalar cuando Binner se metió en la campaña, para contrarrestar el alto grado de desconocimiento de su candidato. Según Management & Fit, el 51,4 por ciento no conoce a Giustiniani. Binner aporta su alta imagen positiva (57,1 por ciento), casi empatada con la de Reutemann (58 por ciento).

El 53,8 por ciento de los santafesinos consultados dijo aprobar la gestión de Binner. Sin embargo, al 56,7 por ciento le gustaría que Reutemann sea candidato a presidente. El mandatario dice que no piensa en ser presidente sino en gobernar, pero esta elección definirá el futuro de su gobernación. En 2007, el socialismo ganó la provincia pero fue un triunfo "ajustado".

La batalla por el campo. A favor de Binner, muchos dirigentes chacareros de Santa Fe creen que Reutemann tocó su techo en la intención de voto y está estancado, mientras el socialismo avanza gracias al apoyo del gobernador, sus intendentes afines y su gestión en la provincia. Eso es lo que critican los aliados de Reutemann. "Binner está en campaña" y los perjudica. Pero otros creen que habrá un empate virtual y que el 29 de junio lo importante será que gane "el voto del campo", sea para Reutemann o para Giustiniani.

El diputado y candidato del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, al igual que su jefe político, Néstor Kirchner, se convirtió en mala palabra para Santa Fe. Tiene una imagen negativa del 54,9 por ciento.

En Frente Progresista ya hablan de dos hombres que deberán consensuar en la oposición para ganarle al peronismo en 2011: el propio Binner y Julio Cobos. "El 29 de junio nos sentamos a discutir qué programa vamos a llevar a cabo las distintas fuerzas políticas. Después, vendrá el líder de ese espacio para gobernar en 2011", aseguran.

El Lole no cesa de desmentir en cada acto de campaña que no tiene un acuerdo con el kirchnerismo para reunir fuerzas pejotistas después del 28 de junio. "Esa sospecha lo está perjudicando, pero tiene la ventaja de conocer muy bien la actividad agropecuaria porque la practica." Según la encuesta, para el 43,8 por ciento de los consultados la vinculación del Lole con Kirchner impacta en la campaña legislativa, pero más del 55 por ciento considera que la hipótesis del pacto post 28 de junio "es parte de la contienda electoral".

El enemigo del Lole. Giustiniani es un ingeniero civil de Rosario, una ciudad "descuidada" en los pensamientos políticos del Lole, oriundo de la ciudad de Santa Fe. Los socialistas aseguran que saldrán ganadores en esas dos ciudades, pero su punto débil es el norte provincial, tierra de ganaderos. "Allí la gente es más conservadora." Sin embargo, Giustiniani, de modos sencillos y perfil bajo, tiene estrecha relación política con Federación Agraria, la entidad rural más fuerte de la provincia e integrada por productores agrarios, de otro perfil político a los ganaderos.

Reutemann quiere que la región centro del país –Santa Fe, Córdoba, Entre Ríos– trabaje en conjunto a nivel legislativo. "Que se sumen los que quieran, y a partir del 28 de junio conversamos", dice. Según Management & Fit, el 78,4 por ciento de los encuestados cree que esta iniciativa es importante.

"Reutemann creyó que el 28 era un trámite y ahora está nervioso", dice Giustiniani en campaña por el campo. La frase se repite en distintos puntos de la provincia, donde muchos creen que después de la votación de la 125, Reutemann dio por sentado que ganaba las legislativas.

El PS gana en otra encuesta

De acuerdo a una encuesta de Nueva Comunicación/Weber Shandwick encargada por el gobernador Hermes Binner, el socialista Rubén Giustiniani va al frente de los sondeos, con el 42,4 por ciento de intención de votos. El segundo lugar lo ocupa Carlos Reutemann con el 38,3%, mientras que el 6,7 votaría al kirchnerista Claudio Leoni. En Diputados, el sondeo coloca primero a los socialistas Jorge Alvarez y Alicia Ciciliani con el 38,1% y segundos a los reutemistas Daniel Germano y Celia Arenas con 25,4%, y terceros a Agustín Rossi y Juan Carlos Bettanin con 23,4%.

Comentá la nota