Reutemann: "El 29 de junio no voy a estar festejando en Olivos"

El senador Carlos Reutemann, candidato a la reelección, dijo ayer en Rosario que el 29 de junio, día posterior a los comicios nacionales, no lo encontrará "festejando en (la Quinta de) Olivos con una copa de champán", como lo acusa el socialismo de tener un arreglo bajo cuerda con Néstor Kirchner.
"Miente, miente, que algo quedará", graficó Reutemann con relación a los señalamientos provenientes del Frente Progresista y del gobernador Hermes Binner (ver aparte). La barra le aplaudió la salida en un acto desarrollado en el camping sindical de los garagistas, cercano a Mendoza y Wilde, y que convocó a unas 1.000 personas.

Más que acuerdo, el Lole aseguró que sus divergencias con el gobierno nacional "son muy profundas a partir de la resolución 125" y que "hace mucho tiempo" que no habla con Néstor Kirchner.

El ex gobernador demostró no padecer la campaña electoral pues dedicó más de dos horas a la charla con militantes peronistas y con la prensa; a la firma de autógrafos en postales y remeras, y a calzarse los auriculares cuantas veces se lo pidieran los canales de tevé que transmitían en directo. A la tarde partió a Las Parejas y Armstrong (el día anterior había estado en Venado Tuerto) acompañado por su esposa Verónica (botas, pantalones ajustados oscuros, camisa entallada al tono y colgante con una cruz dorada) y Celia Arena, su asesora en el Senado y candidata a diputada nacional.

De camisa azul que ya se torna clásica en la campaña, jeans y borcegos, el Lole dijo que el socialismo "le sigue mintiendo a la gente" con cuestiones sobre él, como el acuerdo con Kirchner, pero que "la campaña se presenta virulenta no sólo en la provincia sino a nivel nacional pese a que se trata de unas elecciones parlamentarias".

"Habría que parar un poco la pelota", consideró.

Al acto no faltaron los clásicos militantes del peronismo y los precandidatos a concejal de Rosario (Osvaldo Miatello, Diego Giuliano, José Luis Imhoff y Gabriel Monserrat) pero sí los intendentes que el PJ cuenta en el departamento como en Pérez y en Granadero Baigorria. También lo fue a saludar el ex gobernador Jorge Obeid.

Con relación al restante competidor del PJ, el kirchnerista Agustín Rossi, Reutemann dijo que "en el justicialismo siempre hubo diferencias y se las respetó. Ellos creen en sus convicciones, acompañaron al gobierno y lo someterán a la provincia. Merecen mi respeto y no tengo nada contra ellos, pero que no nos tomen como enemigo".

Reutemann aseguró no estar desvelado por el 2011, cuando la Nación deba elegir nuevo presidente, porque falta "una eternidad" y los problemas que asoman "son graves".

Ahí apuntó que la crisis con el agro generó una retracción económica con "secuelas tremendas" en Santa Fe y que las retenciones del 35 por ciento "son una confiscación".

"El conflicto innecesario que tuvo Cristina Kirchner a 100 días de asumida sigue y el país fue a menos: hay menos producción, transporte y cosechadoras y más despidos y desempleo", dijo.

Comentá la nota