"Reutemann es un hombre de reserva con mucha potencia"

Para Gioja, después de las elecciones, hay que hacer una liga de gobernadores ganadores del peronismo, y que allí se hablará del candidato del PJ para 2011. Afirma que en su provincia no son necesarias las candidaturas testimoniales. Admite que el oficialismo perderá bancas
Electo dos veces gobernador de San Juan, José Luis Gioja ( PJ) no quiso ser candidato testimonial para las elecciones de junio. Según él mismo explica, consideró que no era necesario y que en cambio optó por hacer campaña detrás de los candidatos. Sin intenciones de sacar los pies del plato del kirchnerismo de manera definitiva, Gioja dice que en Buenos Aires Néstor Kirchner saldrá primero, aunque reconoce que se pueden perder bancas en Diputados.

–¿Por qué propuso convocar a una mesa de gobernadores para después del 28 de junio?

–El 29 el sol va a salir por el mismo lado. Va a haber un primero, un segundo y un tercero. Tengo el convencimiento que este proyecto político al cual yo adhiero va a tener el privilegio de ser primero en el país. Habrá un diputado más, un diputado menos, pero va a haber una situación que nos va a permitir que quienes defendemos este proyecto sigamos gobernando a la Argentina tal vez con las orejas más abiertas, o provocando más diálogo, o generando consensos.

–¿Qué debería conversarse allí?

–La figura de mesa o liga como un factor de poder o rosquita no la veo, no sirve. Lo que sí veo es un conjunto tratando de armarse de la mejor manera para enfrentar la crisis que sin duda va a seguir después del 28 de junio o va a tener otras manifestaciones y para seguir conduciendo la Argentina de la mejor manera posible. Obviamente, el 2011 va a ser un tema, después del 28. No hay que adelantarse, no hay que anticiparse y hay que saber manejar los tiempos.

–¿Cómo le irá a Kirchner en la provincia de Buenos Aires?

–Yo creo que el Frente para la Victoria va a salir primero.

–¿Y si no gana?

–Va a salir primero. En base a las experiencias que ha vivido la Argentina sería muchísimo mejor para todos que ganara el Frente para la Victoria. Kirchner es una de las patas de este gran movimiento y sin duda es el hombre más representativo de la política y ha decidido jugar un rol importante, muy importante, de una valentía admirable, porque indudablemente está jugando un gran partido.

–¿Qué piensa de quienes hablan de transición?

–Hay muchos que tienen expectativa y se anticipan al resultado. Me parece que están viendo una realidad distinta a la que estamos viendo nosotros.

–¿En otros distritos como cree que le irá al FPV?

–Capital y Córdoba van a ser complicados pero se están haciendo los esfuerzos. En Santa Fe estoy seguro que va a salir primero Reutemann, y Reutemann forma parte del movimiento nacional, sin duda.

–¿Es presidenciable Reutemann?

–Yo no hago futurología, pero creo que es un buen dirigente. Es un hombre de reserva, sin ninguna duda, es una figura con mucha potencia.

–¿Y Daniel Scioli?

–También. Absolutamente. Como también si me pregunta por algún gobernador le voy a decir Mario Das Neves que ha expresado su intención y creo que hay otros gobernadores que pueden estar.

–¿Era necesario que Kirchner fuera candidato?

–Yo siempre dije que era una decisión exclusiva de él y de los compañeros de la provincia de Buenos Aires. Indudablemente, hay que tenerlas bien puestas para tomar semejante decisión.

–¿Usted está en contra de las candidaturas testimoniales?

-Lo que dije es que en mi provincia no hacía falta porque somos todos candidatos: todos los dirigentes del Frente para la Victoria que tenemos responsabilidades somos candidatos. Todos estamos detrás de los candidatos, no hace falta que vaya José Luis Gioja como candidato.

–Cobos hace campaña por quienes se oponen a usted en San Juan. ¿Le molesta?

–No. A lo mejor por la institucionalidad de la Argentina no conviene que un vicepresidente de la Nación, de un determinado proyecto político, haga campaña en contra de ese proyecto político. Esta es mi preocupación. Hablar en contra de lo que él es parte es complicado porque la fórmula presidencial es indisoluble.

–¿Cree que el vicepresidente debería renunciar?

–Yo quisiera que él terminase como el mejor vicepresidente que tuvo la Argentina, lo que implica pechar para que nos vaya bien.

Comentá la nota