Reutemann elude la presión para llegar a 2011

Por Walter Brown

Mucho se ha comentado sobre las virtudes que Carlos Reutemann exhibía en sus tiempos de piloto de Fórmula Uno. El senador santafecino era valorado en el ambiente automovilístico por su gran capacidad para reconocer el terreno y elegir el mejor sendero por el que transitar hacia la meta. Le gustaba recorrer los circuitos antes de una competencia, descubrir los espacios en los que convenía acelerar para tomar ventaja y los rincones peligrosos en lo que era preferible pisar el freno.

Evidentemente esa conducta se trasladó también a su carrera política. Tal como ya lo había demostrado en 1999 y en 2003, Lole se encargó en las últimas horas de enviarle a Eduardo Duhalde un mensaje: no está dispuesto a que marquen los tiempos de su candidatura presidencial. Pero esta vez no rechazó la idea, sólo trasladó la presión al ex mandatario, quien le había exigido una definición. El fastidio de los ruralistas por la firma con la que su compañera Roxana Latorre habilitó el tratamiento de las facultades delegadas y, con ello, la extensión de las retenciones por un año le dejaron claro que aún tendrá muchas pruebas por superar antes de salir a pista.

Las respuestas del pasado muestran que aventurarse públicamente al desafío presidencial con tanta antelación no suele ser una decisión acertada.

Comentá la nota