Reutemann dijo no recordar si le envió una carta a Obeid por el tema Banco provincial

El senador nacional y candidato a la reelección dijo que no recuerda si pidió por carta a Jorge Obeid que venda la entidad bancaria estatal a privados. Este fin de semana, Notife reveló que en una misiva el ex corredor presionó a Obeid para pasa la entidad a manos privadas.
Levantó los hombros a la altura de sus orejas, miró fijo y dijo que no recordaba. De esa manera, el senador nacional y candidato a la reelección, Carlos Reutemann, contestó a la pregunta de Diario UNO sobre si es verdad que en enero de 1996 envió una carta al entonces gobernador Jorge Obeid para que acelere el proceso privatizador del Banco Provincial de Santa Fe. El dato no es menor, ya que fue el propio legislador el que acusó al gobierno santafesino de utilizar una "máquina hitleriana de mentir" por endosarle responsabilidad en la venta de la entidad crediticia.

La desestatificación de la banca pública sumó ayer un nuevo round entre el senador peronista y la historia. Según se conoció, una misiva firmada de puño y letra por el Lole indicaba a Obeid hace 13 años y medio que privatice la institución fundada en 1874 porque "es un problema de todo el justicialismo y no se trata de una imposición de un sector sobre otro (del PJ)".

En aquella ocasión, entre los fundamentos políticos del senador para que el Estado se desprenda del banco, le indicó a su sucesor en la Casa Gris que hubo dos instancias en las que orgánicamente el peronismo se unió detrás de ese objetivo: una reunión entre legisladores provinciales y autoridades menemistas en Buenos Aires, en marzo de 1995, y el pedido que le hizo el Consejo Provincial del PJ a sus representantes en la Legislatura local apenas unos días después de esa fecha.

Así, mientras Reutemann niega cualquier participación suya en la privatización del banco y atribuye esa versión a mentiras del socialismo, apareció una carta en la que reclama la venta del mismo y también un proyecto de ley propio de 1994 –que nunca se trató y perdió estado parlamentario– en el que proponía dejar a la institución "aunque la provincia pierda el control de la voluntad social en las asambleas ordinarias y extraordinarias".

—¿Es cierto que usted pidió a Jorge Obeid, a través de una carta, que privatice el Banco Provincial?

—La verdad es que ayer (por el viernes) veía una conferencia de prensa –de diputados provinciales del Frente Progresista– hablando de un proyecto del 94 y ésta es una elección de legisladores nacionales, así que no sé qué tiene que ver el 94 con el 2009, son dos cosas diferentes.

"Por eso –contragolpeó Reutemann– yo veo los mail y sobre todo a los jóvenes (cuando desde la provincia) le dicen: «Es un privatizador». En definitiva, el gobierno de la provincia de Santa Fe en su campaña, en la última campaña a gobernador, prometió que iba a estatizar al banco, está en los discursos de cuando hicieron la campaña y el 16 prorrogan el contrato de privatización, entonces tenemos un doble discurso. Además yo no lo privaticé al banco, no tengo nada que ver con privatización del banco".

El perjuicio de la división

"Es una elección muy importante que en un principio parecía que no se le iba a dar importancia y después, de repente, realmente entramos en una absoluta sorpresa de la manera en que se dio la campaña en la provincia de Santa Fe", indicó Carlos Reutemann en relación al modo en que se encaró las elecciones, pero luego añadió: "De cualquier manera yo hacía como cuatro o cinco meses que tenía la sensación, y lo dije públicamente en algún medio de comunicación, de que iba a ser una campaña sucia y muchos se sorprendieron de lo que dije, y la verdad que resultó mucho más sucia y perversa de lo que pensaba hace tres o cuatro meses".

En ese sentido, manifestó que "los santafesinos no estábamos acostumbrados" a ese tipo de situaciones. "En todas las elecciones que tuvimos aquí en la provincia de Santa Fe, que yo recuerdo desde 1991 a la fecha, nunca vimos un tipo de campaña de este tipo; y más después de los otros días cuando vimos los mail difamatorios hacia mi persona que provienen del Ministerio de Educación de la provincia. Mails hay muchos dando vueltas, que salen de casillas, que salen de lugares públicos, pero que los mail sean emitidos desde el Ministerio de Educación de Santa Fe, la verdad que el diablo mostró la cola", dijo.

Por otra parte, expresó que el hecho de que el justicialismo vaya con dos listas (Frente para la Victoria y Santa Fe Federal) en los comicios del 28 de junio jugará a favor del Frente Progresista, Cívico y Social. "Vamos en dos frentes separados, lamentando no poder usar los símbolos del justicialismo que creo que es una cosa importantísima para todos los compañeros y compañeras, pero así se dieron las cosas y por eso creo que esa estrategia es de cierta debilidad de cara a una elección general", aclaró el legislador.

En razón de explicar los motivos, el ex corredor dijo: "Quizás el adelantamiento de las elecciones evitó que se haga una interna para que por lo menos cada uno exprese cómo se podían conformar las listas. Pero bueno, las cosas se dieron así, vamos a esa elección compartiendo el mismo electorado y en una elección donde las diferencias a lo mejor son muy cercanas, cuatro o cinco puntos pueden hacer una diferencia para un lado o para el otro.

"Yo lo lamento mucho que se haya dado así, respeto a los compañeros que tienen divergencias y solamente digo que así se dieron las cosas en la provincia de Santa Fe, pero tenemos que pensar bien la bisagra que es estas elecciones del 28 de junio porque va a tener muchísimas lecturas a partir del día 29", finalizó.

Comentá la nota