Reutemann dice que si gana por un voto buscará la presidencia.

Confirmó lo que había insinuado meses atrás; admite que la pelea en Santa Fe es reñida.
Las grandes frases de Carlos Reutemann no suelen tener más de tres palabras. "Por un voto", respondió ayer cuando le preguntaron por cuánto debía ganar las elecciones en Santa Fe para lanzarse a la carrera presidencial en 2011.

Así, por primera vez admitió con todas las letras lo que había insinuado en incontables ocasiones desde el 30 de diciembre pasado, cuando convulsionó el escenario político al decir que "esta vez sí" pensaría en ser presidente.

Reutemann, en quien muchos peronistas depositan sus esperanzas para retener el poder nacional ante un debilitamiento de los Kirchner, tiene antes una dura lucha por ganar las elecciones en Santa Fe. Pelea por renovar su banca en el Senado ante el socialismo, que presenta como candidato a Rubén Giustiniani.

La definición de ayer surgió en un reportaje con radio Mitre. Entre risas, el ex gobernador dijo que sólo un voto bastaba para arrancar su proyecto presidencial. "¿Con un voto ya la lanza?", le insistieron. "Sí, con un voto", respondió.

Pero enseguida advirtió sobre la paridad que existe en Santa Fe: "Hay bastantes indecisos, arriba del 22, 23 por ciento, y además uno nunca está seguro de ganar".

En otro contacto con la prensa, en Rosario, el candidato del peronismo disidente dio los resultados de su propia percepción preelectoral: "Si las elecciones fueran hoy las gano por 5 o 6 puntos". De todos modos, advirtió que el domingo 28 podría haber maniobras fraudulentas del socialismo, que gobierna la provincia. "Si no tenemos fiscales en todas las mesas tengo mis dudas", señaló.

Atribuyó esa hipótesis a las supuestas intenciones del gobernador Hermes Binner de competir también por la presidencia. Dijo: "Será porque Julio Cobos está haciendo campaña en Mendoza tratando de inducir a los mendocinos de que si tiene un resultado positivo en aquella provincia se proyecta en un espectro presidencial para 2011, en una coalición o un frente donde puede estar incluido Binner".

Opinó también sobre las elecciones en la provincia de Buenos Aires, donde compite Néstor Kirchner, a quien ahora presenta en público casi como su enemigo. Sin embargo, dijo que el ex presidente "tiene intactas" las posibilidades de ganar.

Además, criticó la citación judicial contra Francisco de Narváez por el caso de la efedrina. "[El juez] lo hubiera hecho tres meses antes o 15 días después de las elecciones. Tiene una connotación política enorme al tratarse de un candidato que está con buenas posibilidades. De todas maneras tengo la sensación de que la provincia de Buenos Aires es un mundo muy especial. El segundo cordón es un tema muy importante, hay que tener 36 mil fiscales. Que nadie se duerma en la madrugada...", aconsejó.

Comentá la nota