Reutemann: "Cristina me decepcionó bárbaramente".

Además, afirmó que el "gran objetivo" del ex presidente es que pierda en Santa Fe.
Decidido a profundizar sus diferencias con el oficialismo, una estrategia que podría colaborar a sumar adhesiones entre el electorado santafesino, el senador Carlos Reutemann criticó con dureza la gestión presidencial y opinó que una derrota suya es el "gran objetivo" que persigue Néstor Kirchner.

Al calor de las encuestas que muestran paridad con otro de los candidatos a renovar su banca en el senado, el socialista Rubén Giustiniani, el ex gobernador insistió en mostrar su perfil de peronista disidente en un distrito adverso al kirchnerismo, como es Santa Fe.

"Es funcional para Kirchner que a mí no me vaya bien en Santa Fe, fundamentalmente si él tiene éxito en Buenos Aires. Que no gane es su gran objetivo, le produce un gran impacto. Es más: compito contra Kirchner y contra Binner", opinó en declaraciones al diario La Capital, de Rosario.

Los dardos del senador alcanzaron a Cristina Fernández de Kirchner. Al opinar sobre su gestión consideró que "decepcionó bárbaramente", ya que "no cumplió con lo que dijo en la campaña y se equivocó con el campo".

Ayer, en una recorrida por el mercado de concentración, en Rosario, insistió en que "no hay retorno" en su relación con el Gobierno, con el que mantiene posiciones "absolutamente contrarias".

"Yo estoy en un lado y Kirchner está en otro lado", apuntó mientras recibía el saludo de un grupo de changarines. Sus diferencias se hicieron públicas tras el conflicto del campo.

En diálogo con Clarín, Giustiniani atribuyó las declaraciones de Reutemann a su intención de "despegarse del Gobierno para ver si remonta un poco en las encuestas".

El candidato del Frente Progresista le recordó a su rival el "acompañamiento disciplinado" que tuvo de todas las leyes propuestas por el kirchnerismo durante cinco años hasta que estalló, el año pasado, el conflicto por el campo por la resolución 125 sobre las retenciones a la soja.

"No tengo dudas que el 28 de junio a la noche Kirchner va a sumar las dos boletas que hay en Santa Fe", insistió en referencia a la otra lista encabezada por dirigentes justicialistas, la que tiene como referente al diputado del Frente para la Victoria Agustín Rossi.

La idea de Reutemann de mostrarse contrario a las recetas de Kirchner, y la del socialismo de pegarlo con la figura del ex presidente, ha sido una constante de la campaña.

Aunque a principios de año se intuía una elección con diferencias claras en favor de Reutemann, las últimas encuestas advierten una compulsa pareja en Santa Fe. Aun reconociendo esos números, el ex gobernador se atrevió ayer a pronosticar su triunfo: "Estoy seguro de que vamos a ganar".

El senador socialista habló en cambio de una "tendencia favorable" para el Frente Progresista que se consolidó en las últimas semanas y que le permitirá ganar el 28 de junio.

Comentá la nota