Por qué Reutemann conserva su popularidad

Por qué Reutemann conserva su popularidad
A pesar de la crisis de 2001 y la terrible inundación que sufrió su provincia en 2003, el "Lole" mantiene una buena imagen pública. Hablan los analistas.
Eterno candidato del PJ. Muy buena imagen ante la opinión pública, a pesar de sus pocas palabras. Una gestión provincial sacudida por la crisis de 2001 y una terrible inundación que no lo afectó en las urnas. Siete muertos en la represión policial del fin de Fernando de la Rúa y 75 mil evacuados por las lluvias en las que tres personas perdieron la vida. La figura de Carlos Reutemann sobrevive, pese a todo, al mito y obliga a instalar la pregunta inevitable: ¿por qué conserva una alta popularidad a pesar de que la mayoría de la opinión pública tiene un alto nivel de desconocimiento sobre sus ideas y su modo de actuar políticamente?

“Reutemann está dentro de las cuatro figuras mejor evaluadas por los argentinos”, contó Fabián Perechodnik, de la consultora Poliarquía. Con Julio Cobos liderando el ranking, los restantes son figuras que llegaron a la política sin pisar antes una unidad básica: el ex motonauta Daniel Scioli, el empresario Mauricio Macri y el ex piloto de Fórmula 1. “Su valor para la gente es que son vistos como políticos que no son políticos”, agregó Perechodnik.

Sus puntos en común son que los cuatro se muestran como moderados y dialoguistas. “Tras seis años de un liderazgo fuerte y confrontativo como es el de Néstor Kirchner, es lógico que la sociedad busque un opuesto, y quizá Reutemann sea la figura justicialista más opuesta a la de Kirchner”, opinó el politólogo Rosendo Fraga, de Nueva Mayoría.

El consultor Artemio López, de Equis, aportó: “Además del glamour internacional que le da la Fórmula 1, su personalidad distante y ese aire misterioso hacen que la gente interprete que es un político analítico y con capacidad”.

El “Lole” tiene más atributos. “Siempre tuvo cierto individualismo y autonomía ante la opinión pública”, graficó Analía del Franco. Pero lanzó una advertencia para el futuro electoral del santafesino: “Un político impredecible no siempre es bueno”.

Luego de desechar la oferta de Eduardo Duhalde de aspirar a la Presidencia, el santafesino ganó una banca en el Senado y se refugió en su bajo perfil. La crisis con el campo lo colocó, nuevamente, bajo las luces de la opinión pública. Y hoy todos los consultores coinciden que corre con ventaja para las legislativas de Santa Fe. “Duplica en intención de votos a (Rubén) Giustiniani”, explicó Artemio López.

En cambio, los especialistas no concuerdan en el futuro discurso del “Lole”. “En Santa Fe hay una situación de antikirchnerismo exacerbado, no le va a alcanzar con marcar diferencias en el tema del campo”, reflexionó Perechodnik.

Por su parte, Artemio López consideró: “Su adversario este año es Giustiniani, no necesita confrontar directamente con Kirchner”.

Comentá la nota