Reutemann cerró la campaña con críticas a Binner

Fiel a su estilo, Carlos Reutemann cerró ayer su campaña para renovar su banca de senador en el camping de la UPCN, en Santa Fe, en el mismo lugar donde realizó su lanzamiento. Aprovechó para cuestionar las agresiones que le lanzaron desde el socialismo y desmintió que el 29 de junio todos los peronistas vayan a volver a estar juntos.
Durante la conferencia de prensa, le dedicó una ironía al gobernador santafesino, Hermes Binner: "No sabemos quien es el candidato socialista, pareciera ser Binner, entonces es una candidatura testimonial encubierta", refiriéndose así a la participación del gobernador en la campaña para apoyar al candidato a senador, Rubén Giustiniani.

Cuando corría en la Fórmula Uno, Reutemann tenía sus cábalas y las cumplía. "Siempre mantuve mi estilo y se daba, espero que esta vez se cumplan en la política", aunque aclaró que en política, "hay que poner también mucha pasión y el cuero todos los días".

"Estoy para sumar por Santa Fe, soy un soldado más, mi enemigo no es Binner yo lo convoco a que trabajemos juntos en defensa de esta provincia, siempre en lo institucional. Intentando de esta manera bajar un poco los decibles de agresión mutua", afirmó Reutemann.

Al mismo tiempo, se mostró contrariado con su rival, el socialista Rubén Giustiniani, por haber mostrado en un programa de televisión papeles con su firma para la privatización del Banco de Santa Fe, y las tildó de "carne podrida" y parte de la campaña en su contra.

En la conferencia de prensa de ayer junto al gremio estatal, Reutemann consideró "una muy buena idea" conformar un bloque de legisladores de la región centro. "Si se logra esto sería importante para defender a las provincias de Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos, que son bastante similares en su desarrollo", opinó.

Comentá la nota