“Reutemann es un buen compañero”

“Reutemann es un buen compañero”
El presidente estuvo en un acto de gobierno en Florencia Varela. Tuvo todo el protagonismo por la lipotimia de su mujer.
“Reutemann es un muy buen compañero. El justicialismo tiene demasiados candidatos muy buenos y capaces”. Después de una semana de revuelo político por la posible candidatura de Carlos Reutemann, Néstor Kirchner rompió el silencio. En declaraciones a Crítica de la Argentina, colocó a Lole a la misma altura de otros dirigentes y esquivó la respuesta cuando se lo consultó por su propio lugar en la carrera hacia 2011. “Yo soy un ex presidente”, dijo al respecto.

Kirchner habló por primera vez en 2009, luego de participar de un acto en Florencio Varela, en el que el ministro de Planificación, Julio De Vido, anunció obras por 500 millones de pesos para el distrito. Cristina también había anunciado su presencia pero sorpresivamente se quedó en la quinta de Olivos “por una descompensación”.

Aunque ante la ausencia de la Presidenta muchos esperaban su discurso, Néstor Kirchner sólo se dedicó a acompañar con la mirada y algunos aplausos las palabras de De Vido, del intendente de Varela, Julio Pereyra, y del gobernador Daniel Scioli. Debajo del escenario, el santacruceño decidió dar su opinión sobre el tema de la semana y calificó al senador santafesino como un “buen compañero”.

Con el marco ideal, en pleno corazón de un distrito kirchnerista, el de ayer fue el primer acto popular del kirchnerismo en lo que va del año. Paradójicamente, la Presidenta faltó a la cita por un cuadro de lipotimia que la obligó a mantener reposo en Olivos.

Delante de un festivo ambiente, con bombos y banderas, el primero en dar su discurso fue el intendente Pereyra. El titular de la Federación Argentina de Municipios fue el encargado de la argumentación política de defensa de la gestión. “En los 90 nos decían que estábamos bien, y hoy son los mismos que dicen que las cosas no están bien y nosotros vemos lo contrario, éstos son hechos, no palabras”, dijo antes de que De Vido tomara la palabra.

Mientras Kirchner y el jefe de Gabinete, Sergio Massa, hacían comentarios por lo bajo, el ministro detalló el “Plan de Obras 2009” que el Gobierno destinará a Florencio Varela para la construcción del primer parque industrial en ese distrito, la pavimentación de más de 700 cuadras, la construcción de 2.500 viviendas sociales y obras de agua potable y cloacas. El plan de infraestructura es parte de uno más amplio que el Ejecutivo anunciará en distintas provincias y municipios, con la financiación de fondos de la ANSES.

Scioli se encargó de destacar la presencia de Kirchner en el acto y le agradeció especialmente porque “su acompañamiento nos motiva y porque el PJ es una herramienta de cambio”. Cerca sonreían el intendente de Quilmes, Francisco “Barba” Gutiérrez, y el presidente del justicialismo bonaerense y vicegobernador de la provincia, Alberto Balestrini.

El encuentro marcó la reaparición pública de Kirchner en una visita al conurbano bonaerense, territorio clave para las elecciones legislativas de octubre próximo, donde el Gobierno juega las mayores expectativas.

Sin pasaje a La Habana para el Primer Caballero

Fue su propio vocero. Néstor Kirchner se ocupó ayer personalmente de confirmar que no será parte de la comitiva que acompañará a su esposa a Cuba. “A pesar de la descompensación, ella viajará. El que no irá soy yo”, dijo el santacruceño luego del acto en Florencio Varela.

La visita de Cristina Kirchner a La Habana estará signada por la expectativa en torno al pedido de la médica Hilda Molina para que el gobierno de Raúl Castro la autorice a visitar a su hijo en Buenos Aires.

La Presidenta partirá el domingo con medio gabinete, empresarios y los gobernadores de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos (ARI), y de Misiones, el kirchnerista Maurice Closs.

Cristina Kirchner estará en la isla durante dos días y medio, y si bien tiene previsto reunirse con Raúl Castro, aún no está confirmado el día del encuentro. Desde la Casa Rosada se están haciendo gestiones para intentar una reunión con el líder de la Revolución, Fidel Castro.

Comentá la nota