Reutemann y Binner se disputan la candidatura de Buzzi en Santa Fe

Ambos sondearon al dirigente rural. En su entorno dicen que rechazaría la oferta.
Los dos pesos pesados que prometen disputar la elección de junio en la provincia de Santa Fe, el peronista Carlos Reutemann y el gobernador socialista Hermes Binner, han hecho intentos hasta ahora infructuosos, para llevar en sus listas al presidente de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi. Fuentes de esa entidad admitieron la puja por su principal referente, pero avisaron que es "altamente improbable" que Buzzi acepte el convite.

El tironeo por uno de los principales referentes de la Mesa de Enlace se inició hace bastante. Un mes atrás, en un canal de televisión, Reutemann y Buzzi comenzaron a cruzar ideas respecto de la posibilidad de habilitar un espacio en las listas del peronismo santafesino. Esos contactos siguieron telefónicamente, aunque los federados aclaran que nunca hubo un ofrecimiento formal. "Reutemann es así. Va a dar la curva a último momento", especulan. Se sabe que el ex gobernador maneja encuestas que ubican al titular de la FAA con buena intención de votos en la provincia.

La buena imagen de Buzzi en su provincia (nació en J.B. Molina y vive gran parte de la semana en Rosario), también es advertida por el Frente Cívico y Social que comanda Binner. El socialista Rubén Giustiniani, candidato a senador por dicho espacio, mantuvo más de un encuentro con el ruralista y por estos días hay negociaciones formales para integrar a un hombre de la Federación Agraria a la lista frentista. Pero a pesar de los esfuerzos socialistas, no sería Buzzi sino Omar Barchetta, actual secretario gremial de FAA, el elegido por la entidad. Para sellar el pacto, se reclama el cuarto lugar en la lista de diputados, un puesto con chances ciertas de ingresar a la Cámara baja. "De quinto no va", avisaron los federados, condicionando un acuerdo que colocaría a la entidad más cerca del Frente que del PJ no kirchnerista.

La semana pasada hubo consejo directivo de la entidad rural. Allí se recomendó preservar a Buzzi de la contienda electoral, bajo el argumento de que el conflicto agropecuario está a punto de hervor y se necesitará de su figura para transitar por las arenas movedizas de la negociación con el Gobierno, que se reabrirán luego del 28 de junio. Pero el resto de los directivos tiene vía libre. Según las fuentes, Buzzi les avisó que los cargos públicos deberán ser tomados "como una extensión de la actividad gremial". Es decir, que una vez en sus bancas deberán responder luego a los mandatos de Federación Agraria. Utilizó el ejemplo de Claudio Lozano y su vínculo con la CTA.

No son pocos los aspirantes del ala chacarera. El vicepresidente Ulises "Chito" Forte ya se lanzó en La Pampa a la interna radical, para competir por una senaduría. Otro vice, el chaqueño Pablo Orsolini, negocia con el caudillo radical Angel Rozas para dar batalla juntos contra la lista oficialista de Jorge Capitanich. En Buenos Aires, podría integrarse al peronismo disidente un dirigente de Pergamino, Jorge Solmi. Y hoy, en Entre Ríos, Alfredo De Angeli discutirá en asamblea si finalmente se lanza.

Comentá la nota