Reutemann avanza y dice que es mejor que Macri y que Kirchner.

El ex piloto aseguró que aspira a un triunfo contundente en Santa Fe para quedar en la "pole position" de la carrera presidencial. Y dijo que sería mejor candidato que el jefe de Gobierno porteño y que el ex presidente. Lula, su "espejo".
Un paso más. Carlos Reutemann volvió a dar muestras ayer de que esta vez sí está evaluando la posibilidad de encarar una campaña presidencial. El senador por Santa Fe, que buscará la reelección el 28 de junio, reiteró que si logra un buen triunfo en su provincia quedaría en la "pole position" para 2011. No sólo eso: cuando le preguntaron por las aspiraciones de Néstor Kirchner y Mauricio Macri, que podrían ser sus competidores, no esquivó la respuesta. Es más, hasta se tomó la licencia de responder en tercera persona: "Reutemann es mejor que los dos".

"En lo personal no tengo nada que envidiar. Fui dos veces gobernador y dos veces senador nacional. No me puedo menospreciar", sostuvo el Lole, como si ya estuviera metido en la campaña. Igual, en diálogo con Clarín se apresuró a meter un freno.

"Es sentido común si digo que de ganar en Santa Fe podría quedar en la pole position. Después del 28 de junio quedaremos cuatro o cinco candidatos para integrar la grilla de partida en la carrera presidencial. Evidentemente, los que salgamos exitosos en nuestros distritos, entre ellos Macri, (Daniel) Scioli, (Felipe) Solá y (Elisa) Carrió. Aunque algunos están muy apurados", manifestó.

Reutemann había dado la sorpresa política de fin de año, cuando el 30 de diciembre afirmó que: "Esta vez sí pensaría en ser presidente. Esta vez vale la pena". Ese día quedó instalado como postulante a la presidencia, una meta que había rechazado en 2002, cuando se lo propuso el entonces presidente Eduardo Duhalde. Aquella vez, cuando dijo no, empleó una frase que perduró a lo largo de los años: "Vi algo que no me gustó". Nunca explicó qué quiso decir.

El senador ha tenido una relación inestable con el matrimonio Kirchner y ayer lo expuso en los micrófonos de radio Mitre. "Kirchner ya fue presidente e hizo cosas buenas al principio de su gestión. Tiene sus ideas y las defiende con uñas y dientes. No tengo nada personal en contra de él".

Su distanciamiento definitivo del Gobierno, le dijo luego a este diario, fue como consecuencia del conflicto con el campo. ""Hubo un antes y un después de las resolución 125. Los candidatos tendremos que hacer un juramento público que nunca votaremos algo que vaya en contra de nuestras propias provincias. El objetivo es la defensa a ultranza de los intereses del federalismo y las provincias.En esta relación con vaivenes que tiene con el kirchnerismo, seguramente en la Casa Rosada no pasarán inadvertidas las críticas que ayer hizo sobre las "candidaturas testimoniales".

"Si usted se presenta para un cargo y advierte que no lo va a ocupar me parece que no hay manera de explicarlo", dijo en Mitre. Y reafirmó: "No hay manera de explicarlo".

Ante Clarín profundizó el tema: "Estoy en contra de las candidaturas testimoniales. Creo que esto va a alejar todavía un poco más a la gente de la política".

¿Por qué cree que lo hace Kirchner?, le preguntaron. "El ex presidente debe haber analizado la situación electoral y evidentemente con el caudal electoral que tiene el conurbano bonaerense, que es la madre de todas las batallas, debe pensar que tiene que hacerlo por una cuestión estratégica".

Esta semana, cuando el Lole quedó atrapado por una movida política del macrismo (se dijo que el PRO iba a hacer un acuerdo con él para las próximas elecciones), el senador no sólo se despegó sino que dijo sentirse más cerca del centroizquierda que del centroderecha.

Ayer explicó el sentido y dijo que en realidad lo que le preguntaron fue si prefería reflejarse en el italiano Silvio Berlusconi o en el brasileño Lula Da Silva.

"Lula viene de la izquierda-izquierda --señaló--, estuvo preso y fue empleado de una empresa metalúrgica. Conduce hoy al país con un éxito rotundo y un ochenta por ciento de imagen positiva". Y agregó, como para demostrar su admiración por el presidente de Brasil: "Lula es el espejo a seguir".

Comentá la nota