Reunión Scioli-Stornelli: La Bonaerense sigue igual

El gobernador y el ministro de Seguridad le darán "prioridad" a la captura de la banda que secuestro a Leonardo Bergara, y no habrá cambios en la policía provincial. El empresario declaró y no reconoció al policía dueño de la casa en donde apareció.
Scioli y Stornelli se reunieron por la trde y decidieron que la búsqueda de los "responsables" del secuestro del empresariode Ranelagh es la prioridad para el gobierno bonaerense. Aunque se barajaba la posibilidad de que se decidirían cambios en la cúpula de la Policía Bonaerense, el gobernador no anunció ninguna modificación.

Por la mañana, el gobernador había asegurado que "iremos a fondo con esto, caiga quién caiga", y tras el encuentro instruyó a Stornelli para que "no haya ningún obstáculo" a la hora de colaborar con la Justicia en la resolución del caso Bergara. "Todos los estamentos del Gobierno de la provincia deben colaborar con la investigación", fue el mensaje que recibió el ministro de Seguridad en palabras de Scioli.

El gobernador comenzó la jornada con una reunión en Quilmes con el juez federal Luis Armella y la fiscal federal Silvia Cavallo, que investigan el secuestro del empresario de Ranelagh. Más tarde, se encontró con Bergara en la DDI de Quilmes, en donde el joven participó de una rueda de reconocimiento del policía bonaerense Jorge López, con resultado negativo.

En la causa por el secuestro de Bergara hay dos policías bonaerenses y tres prófugos. Scioli aseguró que hará "una evaluación de la situación con más elementos que tengo a partir de lo que conversé con el juez, con la fiscal y con Bergara. Después, con serenidad y seriedad, daremos a conocer las decisiones", y sostuvo que “tampoco se puede generalizar y tomar medidas al voleo”.

Además, Scioli dejó en claro que “si hay personal directamente en actividad involucrado o exonerado, se tendrá el máximo castigo y rigor con la fuerza de la ley”.

También instó a los tres policías que siguen prófugos a que "se presenten y pongan a disposición de la Justicia", porque si no, advirtió, "los vamos a ir a buscar adonde estén". El Gobernador asumió su responsabilidad al indicar que "no puedo decir que éste es un problema del Ministerio o del jefe de la Policía (Daniel Salcedo). Es un problema de mi gobierno, es un problema de Estado y así lo tomo".

Comentá la nota