Reunión reservada de Domínguez con la Mesa de Enlace

El ministro se encontró con los dirigentes para buscar una salida política al largo conflicto
En reserva, el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, se reunió con la cúpula de la Mesa de Enlace, integrada por la Sociedad Rural Argentina (SRA), Federación Agraria Argentina (FAA), Coninagro y Confederaciones Rurales Argentinas (CRA). Fue anteanoche, en el Gran Buenos Aires.

Fuentes consultadas señalaron que el encuentro se produjo con el viceministro Lorenzo Basso como anfitrión en su casa. Cerca de Basso negaron este detalle y sólo se limitaron a hablar de "comunicaciones".

Salvo la FAA, representada con segundas líneas, el resto de las entidades fue con sus presidentes, Hugo Luis Biolcati (SRA), Mario Llambías (CRA) y Carlos Garetto (Coninagro). LA NACION, sin éxito, intentó ayer tomar contacto con ellos.

Según trascendió, el encuentro tuvo un claro objetivo: tratar de buscarle una salida política al conflicto entre el campo y el Gobierno. Después de haberse reunido con los ruralistas por primera vez el 6 del actual, a cinco días de haber asumido, en la última semana la relación se tensó. Fue luego de que el ministro recomendó a la Mesa de Enlace "dejar de hacer política". Además, en las últimas horas surgieron encontronazos tras la decisión de Domínguez de trasladar la discusión a la esfera del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), un organismo técnico.

En un comunicado, la Mesa de Enlace salió a manifestar que el INTA "no debe ser utilizado para la construcción de políticas agropecuarias, rol que le es absolutamente específico al Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca".

Precisamente, en el encuentro uno de los temas que se debatieron fue el rol del INTA. Los ruralistas insistieron en que es en el ministerio donde se debe abordar la política para el sector. Domínguez piensa en que hay que abrir la discusión.

En este sentido, ayer, tras el comunicado de la Mesa de Enlace, la cartera de Domínguez emitió otro comunicado donde se hizo público el respaldo del Consejo Federal Agropecuario al INTA. En el Consejo Federal Agropecuario tienen un asiento los ministros de agricultura de las distintas provincias.

No obstante las escaramuzas en torno del organismo técnico oficial, Domínguez accedió a que haya un nuevo encuentro con las entidades en el Ministerio de Agricultura.

Anoche, sin ponerle fecha, un funcionario de esa cartera admitió que se podría convocar a una reunión en los próximos días. En plena reunión, también se habría dado un contacto del ministro con el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández. Independientemente de la vuelta al diálogo en torno del ministerio, otro punto que se tocó es que desde la próxima semana haya nuevas reuniones con los cuadros técnicos de las entidades.

Los ruralistas también solicitaron agilizar las respuestas del Gobierno al petitorio de 22 puntos que le llevaron en agosto pasado a Fernández. "La protesta no se va a desactivar hasta que no haya respuestas concretas en lechería y en la Oncca -el organismo al que el campo acusa de trabar las exportaciones-, entre otras cosas", dijo una fuente. Con Alfredo De Angeli a la cabeza, hay convocados que buscan motorizar un tractorazo.

Por otra parte, luego del pedido de audiencia que recientemente Federación Agraria le hiciera a Domínguez por la sequía que afecta a los productores del extremo sur bonaerense, este tema también estuvo en la agenda de anteanoche.

La noticia sobre el encuentro con el ministro Domínguez causó sorpresa en algunos sectores del gremialismo. Anoche, un dirigente decía, nervioso, que iba a exigir explicaciones de lo que hablaron los dirigentes.

Comentá la nota