REUNION REGIONAL El Banco Credicoop informó su plan de gestión comercial

Directivos del Banco Credicoop se reunieron anoche en Junín para hacer el lanzamiento del plan de gestión de la institución.
Que no es más que un programa de trabajo que se elabora todos los años para analizar la actividad comercial e institucional. Asistieron Néstor Wassaf, adscrito a la Subgerencia Comercial; Carlos Sara, contador general; Julio Queirolo, secretario del Consejo Directivo; Gustavo Marchesi, gerente de la sucursal Junín. Además los gerentes regionales empleados de las filiales de la zona.

Wassaf explicó el plan de gestión del año pasado y como fue a modo de balance.

En diálogo con el periodismo, destacó primero que “somos una entidad genuinamente cooperativa y, por lo tanto, los más de 3 mil dirigentes que tenemos vinculados a todas las filiales son los que dirigen nuestra entidad. Por eso venimos a hacer un balance comercial e institucional, ya que como buena entidad cooperativa que somos nos preocupa también la inserción en cada una de las comunidades donde estamos”.

Balance

“Cerramos el ejercicio en junio, y en realidad lo que nos preocupa del resultado es obtener lo que denominamos la rentabilidad necesaria. Como banco cooperativo nuestro objetivo no es el fin de lucro como en una sociedad anónima, sino tratamos que nuestros servicios sean lo más eficientes posible, mejores que los de los otros bancos de la competencia y los más económicos. Somos de los diez bancos más grandes de la Argentina, venimos cumpliendo el plan sin ningún problema, no aumentamos nuestras comisiones desde el 2000, tenemos las tasas más bajas del sistema financiero privado, y queremos seguir manteniendo ese ritmo”.

Por otra parte, respondió en cuanto al comportamiento de los ahorristas ante la crisis actual, que “hasta ahora se sintió muy poco. Hemos tenido algunos retiros de pesos e ingresos de dólares. En general todos los bancos estamos muy líquidos, no hay problemas”.

De todas manera, admitió que “es evidentemente esta crisis todavía no terminó y no se sabe cuándo lo hará”, aunque aseguró que al sistema financiero lo tomó mejor parado que todas las crisis anteriores. En esa línea sostuvo Wassaf que el gobierno viene teniendo una política que le permite manejar bien la situación.

El conflicto del campo

Reconoció que el conflicto del campo fue un escollo importante en la economía de la Argentina. “Algunas variables las modificó, pero lo fundamental no, como por ejemplo el superávit fiscal y comercial, la estructura de depósitos que hay tampoco se modificó. No puedo decir que nos hallamos como antes del conflicto pero el país estaba preparado”.

Respecto del comportamiento de las tasas en el 2009, detalló que “cuando se produjo el conflicto del campo las tasas subieron y después comenzaron a bajar de nuevo. Hoy están empezando a elevarse un poco, esencialmente por la expectativa de la gente y la problemática que hay a nivel internacional, donde no tenemos mucha certidumbre de adónde se va. Un día sube mucho la bolsa y al otro cae mucho también. Es muy difícil prever qué va a ocurrir en el futuro inmediato”. Y aseveró que “con una crisis semejante es probable que las tasas no se vuelvan al nivel que estaban antes de la crisis del campo”.

Por otro lado, explicó, al preguntársele sobre la previsión tiene hoy el Banco cuando se trata de prestar dinero dentro del escenario económico actual, reconoció que “hemos previsto en todo caso no recortar los créditos, sino las flexibilidades que teníamos. En situaciones normales, se trabaja con determinadas normas y un plus de flexibilidad. Hoy se está restringiendo ese plus. Pero no tenemos dificultades en prestar; incluso a tasas razonables de lo que es hoy el mercado.

En cuanto a la demanda de créditos por pymes, describió que en general la situación empieza para ese sector a palparse recién estos días. “No ha habido cambios importantes. Algunos rubros comienzan a sentir la crisis de afuera: empresas puntuales que no reciben pagos. Pero no hay mayores inconvenientes”, y que –afirmó- “es lógico que la demanda de créditos que había para inversión por ahora se ha frenado un poco. No es lo mismo que hace dos meses a tras”.

En tanto avaló que la tasa de cobrabilidad de créditos del banco está “muy bien”. Puntualizó que “no tenemos problemas de mora. No la sentimos ahora, ni durante la crisis del campo”.

Comentá la nota