Una reunión para hacer las paces

El despacho del viceministro de Coordinación de Gabinete, Gonzalo Carpintero, fue sede ayer por la mañana en Casa de Gobierno de una reunión solicitada por el intendente Adrián López quien, una vez más, debió dejar el reposo recomendado por los médicos, para tratar de poner paños fríos a lo que había sido un día de declaraciones explosivas que amenazaron dinamitar la unidad del peronismo capitalino.
Además de Carpintero y López, participó de la reunión el ministro de Gobierno, Máximo Pérez Catán, y luego fue convocado especialmente el presidente del Concejo Deliberante, Guillermo Martínez.

Luego de una hora, todos se retiraron rápidamente, evitando el contacto con la prensa. La única frase la deslizó al pasar Pérez Catán, quien expresó: «Ya pedí disculpas». Dicen, que incluso se acordó un encuentro con el intendente López para hablar de seguridad en los próximos días. Eso sí, el que no estuvo fue Gabriel Berra, quien hoy presidirá al bloque en una nueva sesión.

Comentá la nota