Reunión de padres con los concejales "A las autoridades les corresponde brindarnos las herramientas para poder ejercer los límites en casa"

Así lo manifestó una de las madres que participó que encuentro en el recinto del Concejo Deliberante. Entre 60 y 70 padres preocupados por las pautas que actualmente manejan los jóvenes cuando salen a la noche, pidieron a los concejales que apoyen la propuesta de Carlos Bravo tendiente a que el cierre de los locales nocturnos se establezca a las cuatro en invierno y las cinco en verano para evitar el abuso del consumo de alcohol en la famosa "previa". "Los concejales nos escucharon y cada uno brindó su punto de vista", dijeron al finalizar el encuentro.
Alrededor de 65 padres se reunieron ayer con los concejales para manifestarles su preocupación por el modelo actual de nocturnidad.

"Los concejales nos escucharon y cada uno brindó su punto de vista", dijeron algunos de los padres al finalizar la reunión.

Ayer al mediodía los padres azuleños agrupados contra el abuso de alcohol en los jóvenes se reunieron con integrantes del Concejo Deliberante en un encuentro que surgió a raíz de la nota que habían elevado al cuerpo a los fines de aportar al debate por la regulación de la nocturnidad que se está dando en el cuerpo frente a los proyectos de ordenanza elevados por el Ejecutivo municipal y el concejal del Vecinalismo Independiente Carlos Bravo.

En las distintas comisiones del Concejo se está estudiando la propuesta que elaboró el Ejecutivo municipal, estableciendo un régimen regulatorio de la zonificación, construcción y funcionamiento de locales nocturnos y pautas de funcionamiento para la seguridad interna de los concurrentes.

Además, este proyecto fija como horario de cierre de los locales de esparcimiento nocturno a las cinco en invierno y a las seis en verano.

Por otro lado, Bravo presentó un proyecto de ordenanza donde establece como horario tope para el funcionamiento de confiterías bailables, bailantas, cafeterías, bares y pubs las cuatro de la mañana y en época estival a las cinco. Excluye de esta medida el buffet de la Terminal de Omnibus y los locales habilitados como salones de fiestas destinados a reuniones de carácter privado.

Con relación a este tema, el bloque de la Coalición Cívica elaboró además otro proyecto de ordenanza que está siendo evaluado en el Concejo Deliberante tendiente a establecer la obligatoriedad de colocación de detectores de metales en los accesos a locales bailables.

Los padres que ayer se reunieron con la mayoría los concejales del Partido de Azul están bregando para que los horarios de rijan en Azul sean los establecidos en la iniciativa del cardiólogo que viene promoviendo esta movida de padres para que se tome esta herramienta para evitar el consumo excesivo de alcohol que, a su entender, se da principalmente en la previa de ingreso a los boliches.

Luego de la reunión de la que participaron entre 60 y 70 padres, todos preocupados por esta problemática, algunos de ellos dialogaron con este medio y explicaron que "fuimos específicamente a pedir a los concejales, como sabemos que se van a tratar dos proyectos respecto del tema del horario del cierre de los locales, que se fije el horario de las cuatro de la mañana para que tengan menos horas de previa" o las cuatro y media como propuso Vicente Antonio Latrónica en búsqueda de un horario intermedio entre lo que proponen Bravo y el intendente Omar Duclós.

Específicamente sobre la propuesta del Ejecutivo que establece las cinco y las seis en verano, opinaron que "es lo mismo que ahora porque la previa va a existir igual".

No obstante, aclararon que esto es sólo una de los temas que les preocupan y sería "el primer engranaje para el abordaje de la seguridad integral de los jóvenes cuando salen y la falta de control que existe por parte del Ejecutivo municipal".

Los padres unidos contra el abuso de alcohol destacaron que "queremos las cuatro de la mañana como primer eslabón".

Informaron además que "los concejales nos escucharon y cada uno brindó su punto de vista. Nos escucharon y van a evaluar si pueden apoyar este proyecto".

Los padres que están movilizados para dar el puntapié inicial a un cambio cultural en la noche son visiblemente cada vez más y se encuentran trabajando para evitar que no haya más víctimas de la inseguridad en la noche y teniendo presente que "en esto hay responsabilidad de los padres y del Estado, pero a las autoridades les corresponde brindarnos las herramientas para poder ejercer los límites en nuestra casa".

Comentá la nota