La reunión Gobierno-ATE terminó con un violento ataque a funcionarios

La reunión Gobierno-ATE terminó con un violento ataque a funcionarios
Los gremialistas se enojaron con la propuesta oficial y tras el incidente tomaron dos ministerios. La tensión duró varias horas. Hubo denuncia e intervino la Justicia.
Se suponía que era una audiencia para buscar acuerdos entre el Gobierno y los delegados del gremio ATE, pero terminó en un escándalo pocas veces visto, con ministros y gremialistas heridos, una investigación penal y la Casa de Gobierno sitiada. La tensión se mantuvo durante todo el día y el momento más crítico ocurrió luego de las tres de la tarde. El Ejecutivo no convenció con su respuesta a los gremialistas.

Allí, la secretaria general de ATE, Raquel Blas, rompió el acta donde figuraba la propuesta y todo se desmadró en el Salón de Acuerdos del Ministerio de Salud. Tomaron de la corbata al ministro de Hacienda Adrián Cerroni, quien cayó al piso, y entonces volaron copas, sillas y también hubo trompadas.

Por eso intervino la Justicia, que ahora investiga la denuncia del Gobierno por agresiones y amenazas. Cerroni (que recibió piñas y patadas), el subsecretario de Gestión Sanitaria Pedro Masman y los asesores Rubén Boris y LeandroCarrillo terminaron heridos. El secretario gremial de ATE, Roberto Macho, y dos mujeres del gremio también acusaron heridas. Todos fueron atendidos por el Servicio Coordinado de Emergencias.

Todo el quinto piso de Casa de Gobierno continuó tomado y finalmente luego de más de 10 horas de negociación se logró dispersar la protesta hasta hoy a las seis de la tarde, cuando se volverán a juntar las partes en la Subsecretaría de Trabajo. Antes, el Ejecutivo amenazó con desalojar por la fuerza pública el lugar. El ministro de Seguridad, Carlos Ciurca, ofició de mediador político y consiguió el cuarto intermedio.

El Gobierno denunció además que los hechos de ayer "no son aislados" y asegura que hay intenciones de generar una "escalada de violencia en la provincia" (ver aparte), por lo que dice que buscaran respaldo en los otros poderes del Estado.Desde ATE culpan al propio Poder Ejecutivo de generar la violencia.Y también aseguran que "se vienen tiempos difíciles" (ver aparte). Además acusaron que hubo infiltrados en la protesta de ayer.

"El Ejecutivo ha manifestado en un acta que está en la Fiscalía de Delitos Complejos que tiene que resolver el conflicto planteado en todos sus términos. Esto ha sido muy beneficioso. Le hemos aportado a la fiscal todo los elementos y nosotros tenemos compañeros lastimados", dijo Raquel Blas.

En emergencia

El conflicto se generó porque ATE exige que se cumplan los compromisos certificados en las paritarias anteriores, que incluye el blanqueo de varios ítems salariales (ver aparte). La protesta de ayer incluyó principalmente a trabajadores de la Salud y del Ministerio de DesarrolloHumano. ElGobierno hizo una propuesta alternativa que fue rechazada.

La reunión comenzó por la mañana y se dilató en negociaciones de las que estuvieron atentos casi todos los ministros del Gobierno, ante la ausencia de CelsoJaque (de viaje en Buenos Aires).

A las tres y media de la tarde el quinto piso estalló. El hecho no duró más de un minuto, pero fue un descontrol total. "No vamos a tolerar la violencia, quieren generar un clima de violencia en la provincia y eso no es casual", denunció el ministro de Gobierno Mario Adaro. Pedro Masman fue uno de los más afectados: el funcionario terminó con cortes en la nariz y la ceja, luego de haber sido golpeado aparentemente con un vaso de vidrio.

Casi al instante, las puertas principales de Casa de Gobierno se cerraron, la policía rodeó el lugar y el Ejecutivo presentó la denuncia ante la fiscal de Delitos Complejos Claudia Ríos. La funcionaria judicial también se instaló con su equipo en el quinto piso y así el montaje estaba completo.Se constataron las lesiones, se tomaron declaraciones y elGobierno aporto un video como prueba.

La situación se fue de las manos. Un piso más abajo, donde está el despacho del Gobernador, todo el gabinete y los jefes de los bloques legislativos buscaban alguna solución.Según ellos, los hechos de violencia generados, por ejemplo, en la Universidad Nacional de Cuyo el miércoles y los ocurridos ayer tienen alguna conexión.

A última hora de la tarde volvieron a amenazar con desalojar Casa de Gobierno por la fuerza pública. Pero finalmente, en una nueva asamblea, los gremialistas aceptaron pasar la negociación hasta hoy

Comentá la nota