Reunión clave para el parlamento regional

En 2011 comenzará a elegirse por voto popular
La cumbre del Mercosur que se realizará mañana en Montevideo impondrá a los presidentes de sus estados miembros un duro desafío, ya que deberán definir si aceptan el acuerdo para establecer la composición definitiva del Parlamento del bloque regional.

El dato no es menor, ya que un fracaso en la concreción de ese acuerdo se sumaría a los permanentes chispazos en materia comercial que vienen minando la existencia misma del Mercosur.

El desafío es doble si se toma en cuenta que a partir de 2011 los integrantes del órgano legislativo del bloque regional deberán elegirse por el voto de los ciudadanos de sus países miembros (sólo Paraguay aplica hoy ese sistema).

La concreción de esos objetivos implica una dura prueba para el futuro del bloque regional, ya que la elección de sus parlamentarios no sólo tendrá que vencer el desconocimiento del ciudadano común sobre las ventajas del Mercosur, sino también el fuerte escepticismo hacia la actividad política que impera en esos países.

Estos y otros temas relacionados con el presente y futuro del bloque regional fueron motivo de un seminario celebrado en Montevideo la semana pasada.

El Parlamento del Mercosur funciona hoy con una representación paritaria, en el que sus cuatro miembros eligen 18 representantes cada uno.

Pero existe un acuerdo político para que, a partir de 2011, se aplique una fórmula de representación atenuada durante un período de transición que concluirá en 2014. A partir de esa fecha, y siempre usando el mismo sistema, el Parlamento comenzará a funcionar con su conformación numérica definitiva.

Según este acuerdo, Brasil tendrá la primera minoría, a pesar de que por su cantidad de habitantes (150 millones) debería tener una amplia mayoría si la elección se fijara por proporcionalidad directa.

Así, Brasil elegirá 43 parlamentarios (a partir de 2014 serán 75), mientras que la Argentina, con 40 millones de habitantes, es decir menos de un tercio que su socio, nominará 32 legisladores (43 dentro de cuatro años). Con 18 miembros cada uno, Uruguay y Paraguay aparecen como los más beneficiados por este acuerdo si se toma en cuenta que sus habitantes apenas si superan los tres y seis millones, respectivamente.

Comentá la nota