Reunión clave para determinar un nuevo plan de contingencia

Los directores de hospitales analizarán las estrategias por implementarse ante un posible rebrote de la gripe A.
Los directores y responsables de los hospitales públicos de la provincia, fueron convocados para mañana, a las 11, a una reunión en la Secretaría Técnica de Epidemiología.

La finalidad es analizar y discutir las estrategias y tratamientos que se están utilizando en Santiago del Estero, en el marco de la pandemia de gripe A, y la adopción de nuevas medidas para evitar la propagación, ante el anunciado rebrote previsto para agosto.

Este encuentro de directivos hospitalarios será la continuación de la reunión que mantuvieron ayer en el Ministerio de Salud, presidida por el titular de la cartera, Luis César Martínez, con la finalidad de adoptar nuevas normas preventivas ante la posibilidad de un rebrote del virus A H1N1 previsto para el mes de agosto.

Fuentes oficiales anticiparon que la intención pasa por aunar experiencias de estos días de aprendizaje en la lucha contra la gripe A, y se estima como importante los aportes que se puedan hacer desde las distintas especialidades médicas para mejorar las modalidades y estrategias de trabajo.

Se anticipó que cada director llevará su propuesta y expondrá su punto de vista sobre cómo han observado el comportamiento de la pandemia y cómo la han enfrentado, para así poder armar el nuevo plan de contingencia.

Así las cosas, para algunos especialistas el pico de la pandemia habría llegado a su curva máxima en Santiago del Estero, y se prevé que la nueva oleada en agosto no tendría la intensidad de la primera embestida sufrida a fines de junio y principio de este mes. Anticipan los infectólogos que en agosto se van a observar enfermedades comunes de invierno, como catarros, resfríos o anginas.

En este punto, el Dr. Carlos Carabajal, consultado por EL LIBERAL, considera que "no quedan muchas personas susceptibles, la población sensible por enfermarse ya se enfermó, cuando la enfermedad llegó, atacó a un gran número de personas y cuando va desapareciendo la población susceptible por atacar, va disminuyendo y termina la epidemia".

Sin embargo, sostiene que "la prevención es muy importante", y aconseja reforzar las medidas, "especialmente no salir de la casa si presenta los síntomas, lavarse las manos frecuentemente, evitar los amontonamientos y lavar los objetos con agua y lavandina".

Reitera el Dr. Carabajal que "hay que seguir advirtiendo a la gente que no baje la guardia en las medidas de prevención, aunque hayan disminuido los casos".

Menos internados

En los hospitales de la capital, continúa en descenso la cantidad de personas que concurren en consultas a las guardias y consultorios externos, como consecuencia de la gripe A.

Paralelamente, va en aumento el número de internados en salas de aislamientos que están siendo dados de alta.

Comentá la nota