REUNIÓN EN CASA ROSADA: El PJ se quejó de Saiz y reclamó gestos a los K

BUENOS AIRES (ABA).- Un fuerte reclamo político para que el gobierno nacional apueste a "un proyecto netamente Justicialista" en la provincia, hicieron ayer intendentes peronistas de Río Negro al ministro del Interior, Florencio Randazzo.
Fue un día después de que el gobernador radical K Miguel Saiz, ratificara su adhesión a la "concertación plural" ante la presidenta Cristina Fernández.

En una reunión de la que también participó en un tramo el secretario Legal y Técnico de la Presidencia, Carlos Zannini, los jefes comunales -acompañados por el senador Miguel Pichetto y por el diputado electo Oscar Albrieu- se quejaron agriamente de Saiz. "No pedimos nada que no nos corresponda", levantó la voz Pichetto, quien se retiró muy conforme por el trato dispensado en la Rosada.

Luis Albrieu de Villa Regina, reveló a esta agencia que se le planteó a Randazzo que no se le debería girar más dinero a Saiz si éste, a quien definió como "un mal administrador", no le gira luego la plata "a los verdaderos destinatarios".

Después de proclamar que "la concertación no existe más", el intendente de Roca, Carlos Soria, señaló que "sin desatender las necesidades de Río Negro, el gobierno nacional debe demostrar que está del lado del PJ. Debe empezar una relación distinta, dar muestras de amor...".

Indicó que Randazzo prometió tomar en cuenta los requerimientos y sostener de aquí en adelante una relación más fluida.

Ariel Rivero, de Campo Grande, denunció que por un lado Saiz "nos limita porque nos manda por goteo los fondos por coparticipación" y por el otro "ha sido dejado solo por la Unión Cívica Radical, que manda a votar en contra de las políticas nacionales".

Estuvieron en la Rosada con Randazzo los intendentes Soria, Rivero, Albrieu, Juan Domingo Garrone (General Godoy), Gilberto Montanaro (Cervantes), Fabián Galli (Contralmirante Cordero), Sergio Hernández (Lamarque), Javier Gimenez (Ramos Mexía), Alejandro Marinao (Sierra Colorada), Miguel Petricio (Mainqué), Juan Reggioni (Fernández Oro) y María Maldonado (Pomona). Por cuestiones de carácter institucional, estuvo ausente Javier Iud, de San Antonio Oeste.

Rivero hizo notar que a algunos municipios del PJ se le deben fondos coparticipables de abril y que con respecto a las retenciones a la exportación de soja, se liquidan con 45 días de atraso y eso que no hay retardos por parte del gobierno nacional.

Los dirigentes justicialistas hicieron referencia al triunfo provincial del pasado 28 de junio en la provincia, cuando Saiz proclamó que plebiscitaba su gestión.

"Saiz no hace lo mismo que la Presidenta. Sus legisladores y ministros no le hacen caso y él no nos concede ninguna audiencia", señaló Rivero.

"Hemos hecho bien los deberes y queremos hacerle entender a la presidenta -agregó- que Río Negro es una provincia devastada, porque el radicalismo nunca se decidió a encuadrarla financieramente".

Comentá la nota