La reunión con Boudou: habrá que esperar a 2010 para el alivio fiscal

El gobernador del Chaco se reunió ayer por la mañana con el ministro de Economía de la Nación, Amado Boudou. En el encuentro, el funcionario kirchnerista dijo que estima que en el primer trimestre de 2010 podría comenzar a hacerse perceptible una recuperación de la economía y un acceso en buenas condiciones a créditos internacionales.
Si bien el planteo no deja de ser optimista (ya que para algunos economistas la crisis se extenderá más tiempo que ése), para el Chaco anticipa meses duros de aquí a marzo o abril del año próximo. Lo que sí dijo Boudou es que si el país puede acceder a financiamiento, eso servirá para reestructurar los compromisos de deuda pública de las provincias, de alargar plazos de pago para bajar los montos anuales destinados a esas obligaciones, que en el caso del Chaco consumen unos 600 millones de pesos al año.

Según la información difundida por el gobierno, Boudou "consideró que comienza un proceso de recuperación de la economía nacional". Capitanich evaluó el contacto como "sumamente positivo" y dijo que el ministro sostuvo que Argentina está "frente a un proceso incipiente de recuperación de la actividad económica". El gobernador dijo que la idea es, si ello sucede, trabajar en una reestructuración de la deuda pública provincia..

"En este contexto creemos fundamental, seguir los pasos que está siguiendo el país en materia de acceso a los mercados voluntarios de financiamiento", planteó, y agregó que "el ministro considera que el primer trimestre del año próximo tendremos acceso a esos mercados, lo que implica una reducción de la tasa de riesgo país y del costo del financiamiento".

Capitanich dijo que mediante un programa de financiamiento del Estado nacional compatible con una estrategia del Estado provincial, "podremos alargar los plazos de las obligaciones, disminuir el costo del financiamiento y mejorar las condiciones de sustentabilidad de nuestra deuda pública provincial".

Comentá la nota