Se reunió el Consejo de Seguridad.

La primera sesión se anticipó por los hechos de violencia ocurridos en los últimos días. «Debemos protegernos de quienes nos agreden», dijo Farizano.

Vecinalistas de distintos barrios capitalinos plantearon sus necesidades. El mayor reclamo se centra en una mayor iluminación.

Neuquén > Con el objetivo de articular las acciones con los diferentes actores sociales en materia de seguridad preventiva, se realizó ayer la primera sesión del Consejo de Seguridad Local en la Delegación Progreso.

El intendente capitalino, Martín Farizano, inauguró la sesión que fue presidida por el secretario de Gobierno y presidente del Consejo de Seguridad Local, Mariano Mansilla; el coordinador del Plan de Seguridad de la Provincia, Eduardo Regalia; los representantes de cada uno de los bloques del Concejo Deliberante, Marcelo Bermúdez (Recrear), Horacio Baldo (UCR), Julio Ocampo (MPN) y Darío Martínez (PJ), Ramón Muñoz (Militancia Neuquina); como así también diez presidentes de las comisiones vecinales del oeste de la ciudad.

«Es importante resaltar la participación de la Municipalidad y el desarrollo e impulso que tiene el Consejo de Seguridad, relacionado básicamente con un elemento central de la seguridad que es la prevención», señaló Farizano.

Para el intendente, el problema de la seguridad tiene un fuerte componente cultural y «un fuerte contenido de prevención». «Por eso, desde este organismo pretenden estimular las acciones solidarias y desalentar las conductas negativas», expresó.

«La prevención adquiere una dimensión importante en la seguridad en la medida en que se transforme en el ejercicio concreto de cuidarnos entre todos. Tenemos como eje de nuestras campañas el lema ‘Si querés a Neuquén cuidala’. Neuquén es su gente, debemos cuidarnos y organizarlos y protegernos de quienes nos agreden», dijo. Además, adelantó que se promoverán acciones que permitan ir disminuyendo las situaciones que agravan la violencia y la marginación, con políticas de inclusión social.

Sesión

Por su parte, Mariano Mansilla reiteró que se inició anticipadamente la sesión de la primera reunión por los hechos de violencia de público conocimiento de las últimas semanas.

«Estamos trabajando en conjunto para armar en cada barrio los foros de seguridad ciudadana. Como dijo el Intendente, acá no son competencias municipales, provinciales o nacionales. Todo lo que tengamos para aportar desde el Municipio lo haremos», sostuvo el presidente del Consejo de Seguridad.

En la reunión, los vecinalistas del Oeste expresaron las falencias y problemáticas más urgentes que tienen en el ámbito de sus respectivas comisiones. Además, reclamaron obras de infraestructura. El eje de los reclamos apuntó hacia una mayor iluminación de las arterias, el demalezamiento de los espacios públicos y la contención de los más jóvenes.

En un momento de la reunión, algunos concejales aseguraron que resulta necesaria la presencia de expertos en seguridad para que puedan realizar un aporte más eficaz a este tipo de encuentros.

«Todos entendemos que en la sociedad hay síntomas de inseguridad pero nadie es experto para solucionar el problema. El único sentido que tiene esto es engañar a la gente, ninguno de nosotros es experto en materia de seguridad. Para que sea eficaz, se debería contratar a gente idónea», indicó el concejal por Recrear, Marcelo Bermúdez.

En tanto, el edil emepenista Julio Ocampo apuntó también a la necesidad de contratar a entendidos en materia de seguridad. «Hay cuestiones que no se necesitan de muchos recursos para remediar situaciones concretas mediante campañas de prevención, folletos en las comisiones vecinales y mayores controles en los locales que expenden alcohol a menores. Es cuestión de voluntad política», sostuvo Ocampo.

Comentá la nota