Se reunieron el pasado viernes La Coalición Cívica y la UCR no van juntas a las urnas

El partido que lidera en Pilar la concejal Marcela Campagnoli le ofreció a los radicales el cuarto puesto de la lista. La candidata por esa fuerza fue dura con la edil y dijo que el ofrecimiento fue "lamentable". "En la reunión no se dialogó, sólo se recibieron órdenes y en esas condiciones y por eso no llegamos a nada", señaló la postulante.
Tras la reunión que los representantes de la Coalición Cívica y de la Unión Cívica Radical mantuvieron el pasado viernes y en la que persiguieron la posibilidad de llegar a un acuerdo para que ambas fuerzas enfrenten juntas las urnas en las próximas elecciones del 28 de junio, finalmente esa oportunidad terminó por naufragar.

Es que el encuentro del que participaron la titular de la C.C Marcela Campagnoli y Claudia Zakhem de la UCR, entre otros referentes, se les ofreció al partido centenario integrar la lista de candidatos pero colocando sus representantes en el cuarto lugar de la nómina, sector de la lista que no convenció para nada a la UCR.

"Ofrecernos a partir del cuarto lugar fue algo lamentable y no sólo eso sino que además nos dijeron que los primeros puestos ya estaban comprometidos", señaló Zakhem tras la reunión en la que desestimó continuar con las negociaciones aunque no dejó de lado los acuerdos que se puedan llegar a dar en las cúpulas de los partidos.

Sin embargo, la representante de la UCR deslizó la posibilidad de enfrentar las urnas con su partido solo. "Somos un partido centenario, tenemos estructura y un equipo de gente que trabaja junto a nosotros", soltó Zakhem.

Campagnoli, por otro lado, recordó que la UCR apenas cosechó el 2% en las ultimas elecciones y rechazó que el sello de la UCR por si solo constituya los valores que siempre persiguió el radicalismo.

"Hay gente como Leopoldo Moreau que han sido socios del menemismo; haberse quedado dentro del radicalismo no significa enarbolar las banderas que defendió por ejemplo el ex presidente Raúl Alfonsín de hecho varios nos fuimos porque estaba ocurriendo todo lo contrario a lo que se pregonaba", argumentó Campagnoli.

Asimismo, respecto a la figura del recientemente fallecido Alfonsín, Campagnoli se quejó porque Zakhem apeló a ese hecho como un instrumento fortalecedor a la hora de la negociación.

"Pusieron el cadáver de Alfonsín arriba de la mesa de diálogo; se ve que no entendieron el mensaje", finalizó Campagnoli.

Comentá la nota