Se reunieron “Los jorges”

Martín recibió ayer la visita del ex intendente de Ushuaia, Jorge Garramuño, encuentro de carácter protocolar que ambos destacaron como un encuentro de “buenos amigos”.
Jorge Garramuño llegó a la intendencia de Río Grande en compañía Mónica Mendoza, y el concejal y convencional mandato cumplido, Arturo Andrade, mientras que el Intendente de Río Grande estuvo acompañado por el actual secretario de Gobierno, Pablo Blanco.“Vine a saludar a un amigo, con el cual compartí muchas vicisitudes por estar al frente de los Municipios”, sostuvo Garramuño El por tres periodos intendente de Ushuaia sostuvo que el encuentro incluso sirvió para “charlar sobre la coyuntura que hoy se presenta en Tierra del Fuego y la situación política, a la que calificó como “delicada y grave” la realidad fueguina que de profundizarse “tendrá incidencia directa sobre los municipios” y frente a un Gobierno provincial que no puede disminuir su nivel de gasto corriente y esto genera “sobre el tejido social un peso muy grande”.

Garramuño resaltó que las administraciones públicas de la provincia, sólo el Municipio de Río Grande mantiene un nivel de obra pública que ayuda a sobrellevar el momento de crisis y sostener un nivel de empleo en el sector de la construcción y consideró que las diferentes realidades de la provincia para con los municipios más allá de la actual gestión, pasa porque “hubo una administración seria y responsable en los últimos años, y no se cometieron las barbaridades como lo sucedido en el Gobierno provincial, como el tan mentado megapase que provocó un quiebre en la economía provincial”.

En esto culpó a los ex mandatarios Jorge Colazo y Hugo Cóccaro, pero también cifró la responsabilidad que tuvieron muchos legisladores, y hasta parte de la prensa. “Hubo responsabilidades de muchos actores sociales, porque en ese momento muy pocos plantearon el riesgo de lo que se estaba haciendo, a través de una medida demagógica que ahora todos los fueguinos están pagando”, dijo Garramuño.

Comentá la nota