El G-8 se reúne para tomar una postura sobre la violencia en Irán, tras el fraude en las elecciones

Las potencias del Grupo de los Ocho condenarán la violencia postelectoral en Irán y pedirán a Teherán que resuelva pacíficamente y a través del diálogo democrático una crisis sobre las elecciones
Los ministros de Exteriores de las siete naciones más industrializadas y Rusia (G-8) volvieron a reunirse hoy en la localidad italiana de Trieste para dar una respuesta conjunta a la crisis que vive Irán tras los comicios del 12 de junio.

Según se adelantó ayer, las potencias del Grupo de los Ocho condenarán la violencia postelectoral en Irán y pedirán a Teherán que resuelva pacíficamente y a través del diálogo democrático una crisis sobre las disputadas elecciones.

Un comunicado de los ministros de Relaciones Exteriores del G8, que será difundido el viernes, "condenará la violencia postelectoral" e "instará a Irán a respetar los derechos fundamentales, incluyendo la libertad de expresión", de acuerdo a un diplomático que dijo haber visto el borrador.

El comunicado incluirá también un mensaje diciendo que "la crisis debiese ser resuelta a través del diálogo democrático y por medios pacíficos", comentó.

Comentá la nota