Se reúne mañana el Consejo del Salario para llevar el mínimo a $ 1.500

Moyano quiere el piso salarial en esa cifra y, a pesar de las peleas internas, la CGT convalidaría la propuesta. La UIA pide que cada rama defina cuánto puede pagar
Con la batalla interna de la CGT como telón de fondo y pedidos de prudencia por parte del sector empresario, mañana comenzarán las reuniones del Consejo del Salario, que buscará fijar la remuneración mínima formal en $ 1.500.

A las 17, representantes de la CGT, de la CTA y de las cámaras empresarias, entre las que se destaca la presencia de las entidades rurales, se verán las caras en el Ministerio de Trabajo.

La central obrera que conduce el camionero Hugo Moyano llega al Consejo luego de una semana en la que los gordos y los gremios independientes estuvieron al borde de romper filas, algo que sólo detuvo a último momento el Gobierno.

El ministro de Planificación, Julio De Vido, mantuvo el fin de semana conversaciones con los distintos sectores que integran la CGT para intentar un acercamiento con miras al demorado Consejo Económico y Social.

Entre tanto, hoy podrían reunirse moyanistas y gordos, con la intermediación de independientes como el titular de la Uocra, Gerardo Martínez, para intentar aunar un criterio en relación al salario mínimo.

En principio, la idea de los moyanistas sería compartida por el resto de los gremios. La CGT busca aumentar el salario mínimo vital y móvil poco más del 20% desde los actuales $ 1.240.

Moyano dijo el fin de semana que en la reunión del Consejo del Salario que se realizará mañana "no hay que crear falsas expectativas" sobre incrementos, aunque aclaró que hay que "aumentar el salario mínimo, vital y móvil a cifras que favorezcan a los trabajadores que no tienen representación gremial".

Pero la Unión Industrial Argentina (UIA) sorprendió a propios y extraños al pedir, también el fin de semana, una negociación por sector.

Así lo expresó el secretario de la entidad industrial, Ignacio De Mendiguren. "Hay que dejar que cada sector en particular negocie", dijo. "En medio de una crisis no se puede unificar", agregó.

Las declaraciones de De Mendiguren sorprendieron incluso al sector empresario, teniendo en cuenta que el Consejo del Salario fija la remuneración mínima de trabajadores sin convenios sectoriales, que suelen estar por encima del piso

Incluso desde el sector rural –donde la informalidad es alta y los sueldos se acercan más al mínimo– aceptaron por lo bajo que es difícil decir no a un pedido que calificaron de "razonable", ante una consulta de El Cronista.

Otro reclamo del sector empresario tiene que ver con la negociación geográfica, un viejo pedido de entidades como la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came) y la Cámara Argentina de Comercio (CAC). El razonamiento que subyace a este pedido es que las empresas del norte y del sur del país, por caso, tienen distintas realidades y los trabajadores afrontas distintos costos de vida.

Por el sector empresario participarán, además, Federación Agraria; Confederaciones Rurales; Sociedad Rural; Coninagro; la Unión Argentina de Entidades de Servicios; la Cámara Argentina de la Construcción y las entidades que representan a los bancos.

Satisfacción oficial

El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, celebró el llamado al Consejo del Salario en medio de la crisis externa y destacó que es la quinta convocatoria consecutiva y destacó que la CGT haya decidido "conservar la unidad".

Comentá la nota