Retuvieron más de 130 registros durante los controles en la Costa

El Gobierno bonaerense retuvo 131 registros de conducir durante los primeros diez días del año en distintos controles realizados en la Autovía 2, en el marco del Operativo Sol implementado para custodiar los accesos a la Costa Atlántica
Entre el 1 y el 10 de enero se llevaron a cabo estas medidas y la principal causa del secuestro del registro de conducir fue el vencimiento de la documentación correspondiente.

Además, de manera preventiva, se les retuvo el carnet a aquellos que conducían en estado de intoxicación alcohólica o con otras sustancias que disminuían las condiciones psicofísicas normales del conductor.

También le quitaron el carnet a los que violaron los límites de velocidad máxima y mínima; los que cruzaron semáforos en rojo; por no usaron el casco; conducían en contramano; y los que carecían de la Verificación Técnica Vehicular; entre otras.

En sos casos se instó a algún ocupante del vehículo a manejarlo si se encontraba en condiciones, mientras que otros optaron por abandonar el coche en el lugar y regresar a buscarlo al día siguiente con alguien que estuviera habilitado.

La dirección de Política y Seguridad Vial de la Jefatura de Gabinete Provincial debió hacer uso de la potestad que le confiere la Ley de Tránsito núumero 13.927, y retuvo la licencia de conducir de 131 infractores en operativos realizados sobre la Autovía 2.

Posteriormente, se les entregó una boleta de citación del inculpado, mientras que las infracciones fueron notificadas a los Juzgados de Administrativos provinciales de Dolores, La Plata y Mar del Plata, respectivamente.

Se informó que si los infractores no se presentan una vez que pasaron los 90 días de haberse confeccionado la boleta, se les destruirá la licencia de conducir y caducará la habilitación correspondiente, por lo que la persona deberá hacer una nueva.

De las 131 licencias retenidas, 38 pertenecieron a conductores a los que se les detectó alcohol en sangre.

En el caso de alcoholemia positiva, algunos de ellos debieron esperar junto al vehículo durante algunas horas y optaron por retirarse una vez que se les realizó un nuevo test con resultado negativo, en tanto, otros se inclinaron por un conductor alternativo.

Desde la dirección de Política y Seguridad Vial de la Provincia se advirtió que los infractores con licencia retenida durante los operativos tendrán multas que van desde los 527 pesos hasta los 3.519.

"La gestión de Daniel Scioli ha programado una política de seguridad vial que involucra a varios ministerios con cuatro ejes considerados primordiales", precisó el jefe de Gabinete provincial, Alberto Pérez.

"Por eso, no sólo se proyectaron acciones de control y sanción para aquellos conductores que cometan infracciones, sino también se trabajó en la concientización y la educación que dan resultados a mediano o largo plazo", agregó Pérez.

Desde la Subsecretaria de Gabinete, a cargo de Juan Pablo Alvarez Echagüe, se explicó que complementando el despliegue del Operativo Sol, el gobierno provincial está trabajando de manera conjunta y coordinada con la Agencia Nacional de Seguridad Vial y agentes de la Gendarmería Nacional.

"Necesitamos que todas estas iniciativas que estamos llevando a cabo desde el gobierno provincial sean acompañadas por los conductores, porque la seguridad vial es un tema de todos y sólo con el aporte de cada uno de los ciudadanos podremos mejorarla", señaló Alvarez Echagüe.

Comentá la nota